La Conselleria de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio, a través de la Dirección General de Vivienda, Rehabilitación y Regeneración Urbana, ha abonado 4.504.175,58 euros en ayudas para el alquiler y la rehabilitación de vivienda a vecinos y vecinas de Alcoi, según ha señalado la directora general, Rebeca Torró, que ha añadido que a esta cantidad, se debe añadir “las subvenciones para la rehabilitación del casco antiguo y para finalizar la rehabilitación del Grupo Sant Jordi”.

La directora general de Vivienda ha presentado estas cifras en la jornada celebrada en Alcoi sobre las ayudas del Plan Renhata de la Generalitat para obras de mejora en el interior de las viviendas, la reforma de baños y cocinas y la adaptación de la accesibilidad. Torró también ha informado sobre las ayudas que ofrece la conselleria para la elaboración del Informe de Evaluación de Edificios, IEE, obligatorio para edificios de viviendas de más de 50 años y para los que pretendan acogerse a ayudas públicas para su rehabilitación.

Así, ha explicado que “del total de las ayudas gestionadas por la dirección general de Vivienda a ciudadanos de Alcoi, 3.545.755,97 euros corresponden a subvenciones en materia de Vivienda impagadas por el anterior Consell del Partido Popular”, que, como ha incidido Torró, “debido a su mala gestión nunca abonaron a los beneficiarios de las mismas, con los consecuentes perjuicios que ello conllevó, por lo que ha tenido que ser el actual Gobierno valenciano el que ha asumido y hechos efectivos los pagos”.

En este sentido, la directora general ha insistido en que “las ayudas deben convocarse, tramitarse y, sobre todo, pagarse, como estamos haciendo desde el actual ejecutivo valenciano”.

Asimismo, Torró ha puesto en valor el trabajo del departamento que dirige María José Salvador, que además de abonar los retrasos del anterior equipo de gobierno, “estamos pagando con rapidez e incluso en el mismo año de la convocatoria las ayudas actuales”. “El PP convocaba, pero nunca pagaba”, ha reiterado.

De hecho, la directora general de Vivienda ha recordado que a finales de abril la Conselleria llevó a cabo un segundo pago de 7.457.001 euros a los beneficiarios de las ayudas al alquiler correspondientes a 2017, con lo que desde la Dirección General de Vivienda ya se han abonado 10.982.001 euros a las 12.426 familias que resultaron beneficiadas con estas ayudas en toda la Comunitat.

Igualmente, ha destacado que “en cuatro años, la Conselleria gestionada por el Partido Popular “solo concedió a vecinos de Alcoi, 58.788 euros en ayudas a la vivienda, mientras que en solo dos años, gracias al trabajo y el esfuerzo de la actual Conselleria de Vivienda hemos podido conceder en ayudas 958.419,61 euros”.

ARRU

A estas ayudas directas para el alquiler y la reformas de viviendas, hay que sumar en Alcoi, como ha indicado Torró, las subvenciones correspondientes a las actuaciones de renovación urbana, ARRU, que están en marcha, así como la finalización de la rehabilitación del Grupo Sant Jordi paralizada en 2012 con el anterior gobierno del PP y que se ha vuelto a poner en marcha gracias a un convenio con la Generalitat.

En cuanto al ARRU, la inversión total prevista por parte de la Generalitat, el Ministerio de Fomento, el Ayuntamiento y los particulares asciende a cerca de seis millones de euros de los cuales la conselleria ha gestionado una subvención de 2.027.559,31 euros.

Este ARRU comporta la rehabilitación de 425 viviendas y la reurbanización y las obras de recuperación de elementos estructurales, accesibilidad, adecuación y habitabilidad en los barrios de Santa Rosa, Ensanche y Centro Histórico de Alcoi, así como del grupo de vivienda de promoción pública Barbacana, plaza les Xiques.

Grupo Sant Jordi

Por lo que respecta a la gestión y finalización de la rehabilitación del Grupo Sant Jordi, Torró ha destacado que se estima una inversión de 575.594,10 euros, en tres ejercicios. Se trata de la rehabilitación de las 20 viviendas ubicadas en el bloque de la esquina recayente a las calles Espronceda y Na Saurina d’Etença.

Estas actuaciones se iniciaron en 2006 a partir de un acuerdo bilateral entre Generalitat y Ministerio al amparo del Plan Estatal de Vivienda 2005-2008, y consistía en la rehabilitación de los cuatro bloques más el patio común interior pero se paralizaron en 2012, quedando pendiente la última fase correspondiente al remate de las fachadas de esas 20 viviendas y la rehabilitación de los elementos comunes.

Durante este año, la Generalitat hará efectivos 445.000,00€ para la reparación de humedades, sustitución de saneamiento, renovación de viviendas y aislamiento térmico, reparación de revestimientos de fachadas o cambios de carpintería además de la urbanización del patio interior, cantidad a la que sumarán en 2019 130.594,10€ para finalizar la adecuación y rehabilitación de este grupo de viviendas que el anterior equipo de Gobierno paralizó.

Plan Renhata e IEE

La Generalitat impulsó las ayudas del Plan Renhata por primera vez en 2017 y “la convocatoria fue un gran éxito y se demostró que estas ayudas son necesarias”, ha remarcado Torró que ha recordado que “en esta segunda convocatoria se ha aumentado el presupuesto hasta los 5,5 millones de euros, casi un 50% más que en la primera, y pueden acogerse a estas ayudas los propietarios, usufructuarios o arrendatarios de viviendas de la Comunitat con una antigüedad superior a los 20 años”.

En cuanto al Informe de Evaluación de Edificios, IEE, Rebeca Torró ha destacado que el plazo para optar a estas ayudas de la Generalitat finaliza el 10 de junio y “se pueden beneficiar las comunidades de propietarios, agrupaciones de comunidades de propietarios o propietarias únicos de edificios de carácter predominantemente residencial, que hubieren registrado el IEE con posterioridad al 10 de julio de 2017”.

Gracias a la convocatoria del pasado año, “se pudieron elaborar 759 informes, de los que 81 son de la provincia de Alicante, 62 de la Castelló y 616 de València, y gracias a esto, ya se dispone de información precisa sobre el estado del edificio y se tiene una adecuada orientación para mejorar su conservación, su eficiencia energética y su accesibilidad”, ha resaltado Torró.