Agentes de la Policía Nacional han detenido en la ciudad de Alcoy a un varón de 36 años y de nacionalidad rumana sobre el que constaba una Orden de Búsqueda e Ingreso en Prisión por la Audiencia Nacional por la comisión de diferentes hechos delictivos en su país de origen.

Sobre el ahora detenido, autoridades de Rumanía habían emitido una Orden Europea de Detención y Entrega (OEDE) por la comisión de delitos contra el patrimonio en su país y, concretamente, robos con fuerza en domicilio. La Audiencia Nacional, encargada de tramitar la OEDE en nuestro país emitió una Orden de Búsqueda para Ingreso en Prisión el pasado mes de octubre.

En el marco del dispositivo de seguridad que desde la Comisaría de Alcoy de la Policía Nacional se está realizando en la localidad al objeto de velar por el cumplimiento de las medidas de prevención sanitarias, una dotación policial de seguridad ciudadana localizó la noche del pasado 4 de enero, pasadas las 23 horas, a un varón en la vía pública por lo que se procedió a su plena identificación en aras de comprobar si existía una causa justificada para no respetar la normativa vigente.

Comprobada la identidad del sujeto los agentes pudieron comprobar que sobre el mismo pesaba una Orden de Ingreso en Prisión en base a una Orden Europea de Detención y Entrega por lo que se procedió a su detención por ese hecho y traslado a dependencias policiales, para posteriormente ser puesto a disposición judicial del juzgado de Instrucción de Guardia de Alcoy.

Los agentes actuantes además de proceder a su detención tramitaron a nombre del varón un acta de propuesta de sanción por el incumplimiento de las medidas sanitarias de restricción de la movilidad.

El detenido, de nacionalidad rumana, ha sido puesto a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de la misma localidad a la espera de ser conducido hasta el Juzgado Central de Instrucción de la Audiencia nacional competente en la materia.