El Alcalde de Alcoy, Toni Francés, ha anunciado que no habrá empresa pública por el incumplimiento de la regla de gasto “tras un cambio en la normativa realizado en por el Ministerio de Hacienda” -asevera el Ayuntamiento-.

El Ministerio, a través de la Conselleria, ha comunicado al Ayuntamiento que incumplió el Plan Económico-Financiero 2015-16, donde se incumplió la regla de gasto al tener un remanente negativo de 700.000 €, aseguran los populares. Una situación que obliga al Ayuntamiento a realizar un nuevo Plan Económico- Financiero para 2017 y 2018 y que impedirá crear una empresa pública, por lo menos hasta 2019.

Desde el Grupo Municipal del Partido Popular aseguran que “siempre se cuestionó la decisión de crear una empresa pública, tanto a nivel de requisitos legales, como en lo que respecta a una decisión política sin planificación”.

Enmiendas al presupuesto de 2017
En la aprobación de los presupuestos para 2017, el Partido Popular presentó una enmienda donde solicitaba la supresión de la partida de 200.000 € para la constitución de una empresa pública y el traspaso de este importe a la partida de mantenimiento ordinario de vías públicas.

En el debate de presupuestos para 2017, el Partido Popular presentó una enmienda referente a la Regla de gasto, donde solicitaba conocer las medidas a adoptar por el incumplimiento de la regla de gasto en 7.098.959,59 € con el visto bueno de la Intervención Municipal. Algo que impediría la creación de cualquier órgano autónomo o empresa pública.
Una propuesta que fue desestimada por el gobierno y donde el Alcalde afirmó, dicen los populares, que su objetivo para 2017 era que se pudiera celebrar el primer consejo de administración de la empresa pública”.

Ignacio Palmer ha manifestado que “no solo estamos ante la disolución del comienzo de una empresa pública, de lo cual nos alegramos, estamos una vez más ante incumplimientos continuos del Alcalde y ante la evidencia de una gestión sin planificación y unos presupuestos municipales que son humo”.

Modificaciones de crédito
Mediante enmienda para los presupuestos municipales de 2017, el partido Popular solicitó el traspaso a la partida de 200.000 € a mejorar el Mantenimiento de la ciudad.
Una propuesta que se realizó por dos motivos, dicen: en primer lugar porque el mantenimiento de la ciudad en los últimos años ha sido lamentable, una realidad que está en boca de todos y que se puede contrastar con un simple paseo. Y en segundo lugar porque es una manera de contribuir a la economía local mediante pequeños contratos de mantenimiento.

A partir de este momento, en el que se sabe de la imposibilidad de crear una empresa pública, desde el Partido Popular se solicita una modificación de crédito y aprovechar esta partida presupuestaria para el mantenimiento de la ciudad.
Ignacio Palmer reclama que “La decisión de crear una empresa pública fue un movimiento político de la izquierda para anteponer su ideología a las necesidades de los alcoyanos. Los socialistas querían crear una empresa pública para hacer la competencia con recursos público a las empresas privadas, pero además asumiendo un riesgo económico con el dinero de todos los alcoyanos” y continúa explicando que “ahora no habrá empresa pública y aunque se hagan las modificaciones de crédito, solo un mes para poder gastar los 200.000 € presupuestados, con la de cosas que se podrían haber hecho”

Aunque se haga una modificación de crédito rápida, los plazos legales posibilitarán el gasto para diciembre como mínimo.