El PP de Alcoy ha informado mediante un comunicado de prensa que después de tres meses preguntando a los socialistas quién paga las facturas de la campaña del Censo Canino, definitivamente será el Ayuntamiento.

Según los populares, la concejal socialista, Lorena Zamorano, “respondió en varias ocasiones que las facturas iban a ser abonadas por la empresa del software, sin llegar a decir nunca el nombre de la empresa”. Así, el Partido Popular de Alcoy asevera que “en la pasada comisión informativa de gobernación, la concejal manifestó que después de la polémica realizada por el Partido Popular, al final las tres facturas de la campaña de medios del censo canino, que iban a ser abonadas por una empresa de Sevilla, serán asumidas por el Ayuntamiento”.

Hasta tres pagadores diferentes para las facturas
Según el PP primero, las facturas de radio de la campaña del censo canino iban a ser abonadas por el laboratorio de Sevilla que iba a hacer las pruebas del ADN y que no tenía ningún contrato con el Ayuntamiento. Posteriormente, las facturas iban a ser abonadas por la empresa que ha suministrado el software de gestión de la base de datos del ADN del censo canino. Definitivamente, asegura el PP, “será el Ayuntamiento quien, seis meses después de realizarse el servicio, todavía no tiene ni las facturas debido a la confusión que ha ocasionado a los proveedores. En este caso, medios de comunicación locales”.

El edil popular Ignacio Palmer ha manifestado que “Desde el Partido Popular hemos denunciado esta situación de manera continuada, una situación que consideramos totalmente irregular”. El concejal continúa explicando “la concejal Lorena Zamorano nos dijo que las facturas iba a pagarlas la empresa proveedora del software, pero la realidad es que el nombre de la empresa que iba a pagar las facturas no se ha podido conseguir desde el gobierno socialista, lo que claramente indica que algo ocultan”.

“Esta situación de confusión y mala gestión, ocasionará que los mencionados medios de comunicación tarden muchos meses en cobrar sus facturas”, afirman los populares. Desde el Partido Popular se ha solicitado acceso a las facturas cuando lleguen al Ayuntamiento, y se espera conocer entonces, la trazabilidad de estas facturas rectificativas desde las iniciales en noviembre de 2017.

Ignacio Palmer concluye afirmando que  “Lo que está claro es que las indicaciones sobre a quién tenían que facturar los medios de comunicación, se dieron desde el gobierno socialista. Es por ello que solicitamos al alcalde, Toni Francés, que depure responsabilidades ante esta situación, que desde el Partido Popular describimos como un auténtico despropósito”.