El director de la Agencia Valenciana de Seguridad y Respuesta las Emergencias, José María Ángel, ha apelado a la “máxima prudencia y corresponsabilidad ciudadana ante la situación de riesgo extremo de incendios forestales que afecta hoy a todo el territorio de la Comunitat Valenciana”.

Asimismo, ha recordado que “la ciudadanía debe ser consciente de lo mucho que nos jugamos poniendo en riesgo el patrimonio natural pero sobre todo las vidas de aquellos que trabajan en la extinción de cualquier incendio”. Por eso ha insistido en que “si cualquier persona observa una columna de humo o tienen sospechas de que puede haber un incendio forestal debe saber que una llamada rápida al teléfono 112 pone en marcha todo un mecanismo de respuesta que resulta fundamental”.

Ángel ha puesto como ejemplo la movilización del llamado “despacho automático” que se activó, tal y como marca el Plan Especial de Incendios Forestales, el pasado 8 de julio tras una llamada a las 15.30 horas al teléfono 112 alertando de un posible incendio y que “cuatro minutos después ya tenía movilizados recursos para su extinción”.

Medidas preventivas en zonas forestales

– No tirar fósforos ni puntas de cigarrillo

– En días con Previfoc 3 está prohibido cualquier tipo de fuego: quedan prohibidas las quemas agrícolas aunque tengas autorización y no se puede cocinar en zonas habilitadas

– No depositar basura o cualquier tipo de residuo en el monte

– No lanzar cohetes, petardos o artefactos que contengan fuego