La Policía Nacional ha detenido en la localidad de Muro de Alcoy a una mujer que se encargaba de cuidar y vigilar una plantación de cultivo interior de marihuana. La operación culminó con la incautación de cerca de 70 kilos de marihuana y la intervención de dos carabinas de aire comprimido.

Los investigadores de la Comisaría de la Policía Nacional de Alcoy tuvieron conocimiento de la posible existencia de una plantación de marihuana en la localidad de Muro de Alcoy, por lo que iniciaron una investigación en torno al domicilio concretando como efectivamente el chalet albergaba en su interior una plantación de marihuana.

La cuidadora de la finca y de la plantación recibió “a falsos tiros” a la Policía

Cuando los agentes iban a llevar a cabo el registro en la finca, la cuidadora del chalet les recibió exhibiendo una carabina y simulando que les disparaba. Hizo explotar petardos de grandes dimensiones con la intención de hacer creer a los policías que estaban siendo tiroteados, si bien, los agentes, especialistas en la materia se dieron cuenta que la detenida estaba intentando imitar el sonido de los disparos y llevaron a cabo una entrada y registro en el chalet.

Cuando la policía entró en la vivienda, intervino 57 kilos y medio de plantas de marihuana, dos kilos y medio de la droga perfectamente envasada y dispuesta para la venta y más de 9 kilos de hojas picadas. Además, también intervinieron instrumental para la elaboración de hachís, varias básculas de precisión, y dos carabinas de aire comprimido junto a los petardos de grandes dimensiones que utilizó para simular sus disparos.

La detenida, ha sido puesta a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de guardia de Alcoy acusada de un delito contra la salud pública, quien ha ordenado su ingreso inmediato en prisión.