El PP pide acceso al expediente de reforma de la fachada de Zona Norte donde se ha hecho un grafiti, para conocer los informes y gestiones.  El grafiti se ha realizado en la fachada lateral del edificio situado en la calle Ingeniero Colomina Raduán número 6. Un mural englobado dentro de la muestra de Arte Urbano anunciada por el gobierno municipal.

El Partido Popular quiere conocer de primera mano si hay informe de arquitectura, si se ha solicitado ocupación de vía pública, si se ha contratado a una empresa para pintar el grafiti o a un particular, con lo que corresponde asegurarse de que esté en regla todo el tema de seguro de responsabilidad civil y de seguridad laboral. Además, entienden que la reforma de una fachada debería realizarse mediante la solicitud de una licencia de obra mayor, un trámite que tendría que haber pasado por Junta de Gobierno Local y que, aseguran, no han detectado en las sesiones realizadas hasta la fecha.

Por otro lado, también, dicen, “sería conveniente conocer el coste de la realización del grafiti, la propiedad de los medios empleados, como vallas, o si se ha llegado a algún acuerdo económico con la comunidad de vecinos por la realización del grafiti en su fachada”. El edil popular Ignacio Palmer, comenta al respecto, “como todo esto tiene que formar parte del expediente administrativo que se haya iniciado, imaginamos que encontraremos la respuesta a todas estas cuestiones de manera fácil”.

Desde el Partido Popular se plantean dudas respecto a la diferencia de criterio entre el utilizado en este proyecto y en las solicitudes de particulares y empresas. A cualquier persona que tenga que hacer una fachada en obra nueva, rehabilitarla, reformarla o decorarla, siempre se le exige solicitar autorización al departamento de arquitectura del Ayuntamiento de Alcoy. Desde arquitectura se emite informe sobre la viabilidad estética y funcional del proyecto que se presenta, atendiendo a la legislación vigente, como por ejemplo el Plan General de Ordenación Urbana entre otros. De hecho, aseguran que se han producido situaciones en las que establecimientos, comercios de nuestra ciudad han tenido que modificar sus fachadas porque se cubría demasiada fachada, o porque el diseño incluía dibujos y no cumplían con una estética homogénea.
Ignacio Palmer añade, “desde arquitectura se trabaja por mantener una ciudad cuidada, esperamos que el gobierno socialista haya pedido los informes preceptivos para que se pueda hacer este gran mural en una fachada terminada, limpia y muy visible”.

“De confirmarse que no se ha realizado la tramitación de este proyecto de manera adecuada, estaríamos hablando de una situación muy negativa para el gobierno municipal y en especial para la concejal del área de juventud”, aseguran los populares. De hecho, “si para la realización de la reforma de la fachada fuera necesaria una licencia de obra mayor, podríamos estar hablando de un presunto delito de prevaricación administrativa y la concejal de juventud María Baca tendría que dar muchas explicaciones”, concluyen.