El pasado día 5 de octubre la Policía Nacional procedió a la detención dos hombres en la localidad de Alcoy, acusados de estafar presuntamente a ocho comerciantes de toda España simulando ser empleados del departamento de cobros e impagos de empresas eléctricas.

Las investigaciones se llevaron a cabo por parte del Grupo de Delitos Económicos de la B.P.P.J. de Oviedo, a raíz de la denuncia de tres comerciantes de la ciudad que fueron víctimas de estafa, al recibir la llamada de un hombre que se identificó como empleado de las compañía hidroeléctrica, el cual informaba de una deuda por impago del recibo de la luz, coaccionándolos con el inmediato corte del suministro.

Ante el temor de quedarse sin suministro, con el consiguiente perjuicio y las pérdidas para los negocios, todos ellos del ramo de la hostelería, procedían a realizar la transferencia bancaria inmediatamente a la cuenta bancaria facilitada por el estafador, o bien daban su tarjeta de crédito para el cobro de dicha deuda.

De esta forma, los investigadores llegaron a detectar y conocer la existencia de más perjudicados y víctimas por todo el territorio nacional, en las provincias de Salamanca, Castellón, Cartagena y Málaga; todas ellas con elementos comunes como el teléfono desde el que llamaban o la cuenta bancaria beneficiaria.

En el momento de la detención portaban documentación robada

Una vez identificados los dos autores, los cuales son oriundos Avilés y Cangas del Nancea (Asturias), a ambos les consta un largo historial de antecedentes policiales por estafas y otros delitos contra el patrimonio. Del mismo modo, les constaban varias reclamaciones judiciales y policiales, algunas de ellas órdenes de detención e ingreso en prisión por procedimientos judiciales anteriores. Se trataba de dos fugitivos de la justicia.

Dada la cantidad de hechos cometidos, la gravedad de los mismos y el carácter itinerante de los autores, a la vista de la existencia de víctimas por la geografía española así como la impunidad de la que gozaban, se iniciaron las pesquisas para tratar de localizarlos. Analizados los movimientos y operativa bancaria del dinero obtenido por las estafas, se averiguó que los estafadores disfrutaban de una vida de ocio en la provincia de Alicante, frecuentando casas de apuestas y locales nocturnos.

Agentes de la Brigada Local de Policía Judicial de la Comisaría de Alcoy procedieron a la detención de los dos hombres, teniendo lugar una de ellas en uno de los locales de apuestas que frecuentaban. En el momento de su detención portaban consigo diversas tarjetas de crédito, teléfonos móviles y dinero en efectivo, así como documentos de identidad robados a terceras personas.