El Conseller de educación Vicent Marzà ha puesto en su punto de mira acabar con la educación concertada.
El responsable en educación del gobierno valenciano tiene como objetivo imponer un modelo único de educación basado en el adoctrinamiento. No solo ha puesto en su punto de mira acabar con la educación concertada, si Ximo Puig y Mónica Oltra continúan al frente del Consell, no pararán hasta hacer desaparecer uno de los derechos fundamentales que garantiza nuestra constitución, la libertad de elegir el tipo de educación que queremos para nuestros hijos.
Los ejemplos ya los hemos visto, el gobierno del Botànic ha retirado el concierto a un buen número de aulas en toda la Comunidad Valenciana. Aulas en colegios concertados, donde los padres quieren que sus hijos estudien.

Recortes directos a los programas de atención de mejora
Estos días hemos conocido un nuevo recorte del Sr. Marzà a la educación concertada en Alcoy, las horas al profesorado que atiende a alumnos que precisan clases de refuerzo.
Casi la mitad de las horas recortadas en toda la Comunidad Valenciana corresponden a colegios alcoyanos. A los centros que más alumnos con estas necesidades atienden de la ciudad. A las Carmelitas, Santa Ana, Paulas y Arnauda.
Es obvio que Alcoy, una de las ciudades que más centros concertados tiene, se ha convertido en objetivo directo de los graves recortes a la educación concertada de Compromís y Partido Socialista.
En los próximos días, ante el Ayuntamiento, padres y profesores afectados por este último recorte se concentrarán para pedir al Alcalde que trabaje por exigir soluciones a Conselleria.
Por desgracia, yo no albergaría demasiadas esperanzas. Al contrario de lo que ha ocurrido en otras poblaciones, en Alcoy, el Alcalde Toni Francés no ha sido capaz de mediar para restablecer el concierto a ninguna de las aulas a las que se había suprimido.
Por todo ello, podemos concluir que su ideología es tan radical como la de sus compañeros de partido que gobiernan en la Generalitat, y por lo tanto no hace nada.

Un único modelo de educación, el adoctrinamiento
Está claro que el Gobierno de izquierdas de la Generalitat no va a parar hasta alcanzar su objetivo, un único modelo de educación basado en el adoctrinamiento.
El Conseller Marzà ya empezó su ataque a la educación concertada aplicando los primeros recortes. Pero esto ha sido solo el comienzo, si los votantes no lo impedimos, otra legislatura de PSOE y Compromís en la Generalitat, con el apoyo del Gobierno de Pedro Sánchez, hará posible que consigan su objetivo, acabar con la educación concertada.
La variedad de enfoques educativos supone una riqueza cultural y humana, garantía de algo que teme la izquierda más radical, la pluralidad ideológica, que es lo que corresponde a una sociedad democrática y sobre la base de los valores.