Enrique Ruiz es la persona idónea para garantizar el consenso que Alcoy necesita en temas básicos como la industria, al empleo y la economía en general.

La economía es fundamental para garantizar todos los servicios que presta la administración pública, en este caso el Ayuntamiento.
La cultura, los servicios sociales, el deporte y tantas otras cosas que se gestionan desde la administración local, no serían posibles si no entraran en el Ayuntamiento los recursos necesarios en forma de impuestos.

La actividad económica, donde claramente sobresale la industria, es necesaria para conseguir una ciudad con futuro y donde los alcoyanos gocen de una adecuada calidad de vida.

El Alcalde Toni Francés ha estado gobernando durante siete años y medio pero no ha sido capaz de hacer posible un consenso potente en tema económico, aún habiendo una configuración política óptima para ello y donde los socialistas tenían la clave.

En cambio intentar manipular y engañar a los partidos de la oposición ha sido la práctica habitual, unas veces para los presupuestos, otras veces para el plan general, otras para los contratos de algunos servicios. Apoyos puntuales que no constituyen un proyecto de ciudad, sobre todo si hablamos del área económica.

Ahora tenemos una oportunidad singular, una oportunidad para trabajar todos por el futuro de Alcoy.
La elección de Enrique Ruiz constituye la posibilidad de llegar a amplios consensos en el Ayuntamiento de Alcoy, porque es una persona conocida, sin “mochila” política, un alcoyano de pro y que por sus convicciones políticas ha elegido el Partido Popular para ser el cabeza de lista y el próximo alcalde de nuestra ciudad.

Es necesario sentar en una mesa a los representantes de los diferentes partidos políticos y establecer los objetivos y principales líneas estratégicas para conseguir ser una ciudad con una economía basada en criterios de eficiencia, basada en la competitividad y la productividad y poniendo en valor el talento. No podemos permitir el éxodo de nuestros jóvenes, del joven talento alcoyano.

El Partido Popular ha trabajado toda la legislatura con propuestas ejecutables al 100%, llevando a un segundo plano el tema ideológico para que la economía sea una prioridad y se respalde por todos los políticos del Ayuntamiento.

Un claro ejemplo de ello es nuestra propuesta para establecer una oficina de captación de inversiones, tanto para la generación de nuevas empresas como para el desarrollo de las existentes, sobre todo en cuanto a temas de innovación.

Es fundamental el análisis de la actividad de promoción y captación de los recursos de la ciudad para todos los sectores económicos, la búsqueda de inversores y establecer un servicio de atención integral al inversor para el desarrollo de las ideas empresariales que surjan en nuestra ciudad.

Desde el Ayuntamiento se tiene que trabajar en cooperación con organismos de inversión, en la captación de fondos europeos y estatales para I+D+i, así como reclamar a las administraciones superiores las inversiones que nos corresponden.

Alcoy tiene que estar en congresos y foros de internacionalización, establecer un programa para la captación de eventos corporativos de empresas, así como desarrollar de catálogos, vídeos y todos aquellos elementos que identifiquen la marca Alcoy, como una ciudad industrial.
Me aventuro a decir que todas esta acciones serían respaldadas por los diferentes partidos políticos, pero hace falta una persona de consenso, que los siente a todos en una mesa para llegar a ese consenso que Alcoy necesita. La persona que puede lograr ese consenso es Quique Ruiz, el candidato por Alcoy del Partido Popular a las elecciones municipales del año 2019.