La consellera de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio, María José Salvador, ha destacado en la reunión con los alcaldes de las comarcas centrales, que la Generalitat ha puesto en marcha esta legislatura una inversión de 69,7 millones de euros en 71 actuaciones viarias así como en la conservación y mantenimiento de las carreteras de esta importante área de la Comunitat Valenciana donde se localizan 116 municipios de La Vall d’Albaida, La Costera, La Safor, L’Alcoià y El Comtat, con una población de 467.797 habitantes.

Como ha señalado, “desde la Conselleria estamos haciendo un gran esfuerzo por mejorar la seguridad vial de la red de carreteras y por mantenerla en óptimo estado de funcionalidad, tanto para vehículos motorizados como para peatones y ciclistas”.

En este sentido, ha explicado que la Generalitat ya ha ejecutado una inversión de 18,8 millones de euros en 38 actuaciones y, por otra parte, tiene programadas o en estudio otras 33 actuaciones por valor de 32,9 millones de euros que junto con los trabajos de conservación ascenderán a una futura inversión de 50,8 millones de euros en los próximos años. Esto supondrá actuar sobre 154 km de la red autonómica, lo que representa un 43% del total de las carreteras de la Generalitat en esta zona.

Uneix

Además de estas inversiones, la consellera ha señalado que, en el Programa Estratégico para la Mejora de las Infraestructuras, la Movilidad y el Transporte de la Comunitat Valenciana (Uneix) 2018-2030, la Generalitat ha previsto toda una serie de actuaciones para estas comarcas.

Así, Salvador ha resaltado que la Generalitat ha solicitado a Fomento la finalización de la autovía A-33 que en la Comunitat conecta las autovías A-31 (Xàtiva- La Font de la Figuera) y A-35 (Almansa-Alacant), que permitirá cerrar un itinerario alternativo por el interior a las autovías A-7 y AP-7 para los tráficos de pesados desde el sur peninsular, y del acceso sur al Puerto de Gandia, actualmente en obras. Igualmente se incluye, “el acondicionamiento de la N-332 entre Cullera y Santa Pola, y la construcción de dos nuevos enlaces en Gandia y Oliva en la AP-7 al finalizar la concesión”.

En el ámbito autonómico Uneix propone la autovía L´Olleria-Gandia CV-60 que conectará la A-7 (Valencia -Alacant por el interior), con el corredor costero vertebrando las comarcas de La Costera, La Vall d- Albaida y La Safor a la vez que ofrece una alternativa a los tráficos del centro peninsular hacia La Safor. Por otra parte, el programa Uneix contiene la eliminación de las travesías de Llutxent-Benicolet, de la carretera CV-610, con un importe estimado de 16 millones de euros.

Ferrocarril y vías verdes

En materia ferroviaria, Uneix enumera las actuaciones requeridas a Fomento para el cierre de la línea de Alta Velocidad Xàtiva-La Encina, actualmente en fase de obras, línea Oliva-Dénia y el tren de la costa. De la misma forma, se recogen las actuaciones incluidas en el Plan de Cercanías del Ministerio: Desdoblamiento Cullera-Gandia, extensión línea Gandia-Oliva, establecimiento y mejora de los servicios Xàtiva-Moixent y mejora de la línea Xàtiva-Alcoi.

Fuera de este entorno, cabe citar la ejecución de la vía verde Antic trenet Carcaixent-Tavernes, que se llevará a cabo por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación con un importe estimado de 674.000 euros, la vía verde Alcoi-Gandia y la vía verde que ejecutará la Generalitat dentro del programa operativo Feder de la Comunitat Valenciana 2014-2020, Carcaixent-Xàtiva, cuyo presupuesto estimado es de 3.832.000 euros.

Modernización del transporte público

En cuanto a transporte público, Salvador ha hecho referencia al Mapa Concesional de Transportes de viajeros por carretera elaborado por la conselleria ante “la oferta deficiente que existía, con el 90% de las concesiones caducadas y que no daban solución a las necesidades reales de la ciudadanía”. “El objetivo de esta reconfiguración es tener un servicio acorde al siglo XXI, que se adapte a los usuarios y que llegue al 100% de los municipios de la Comunitat”.

El proceso de modernización de los servicios interurbanos de autobús en las comarcas centrales, según la consellera, “quedarán estructurados en 6 concesiones zonales, en las que se incluirá además de los servicios de uso general, los correspondientes a transporte escolar, lo que permitirá el aprovechamiento de las sinergias derivadas de esta concentración”.

La implantación de estas concesiones, con un plazo de 10 años contarán con una aportación anual de la Generalitat de 5.041.623 euros. Con el objeto de asegurar la prestación del servicio en ámbitos con muy baja demanda, desde 2015 ha sido necesaria la aportación de recursos en cuatro entornos, con una aportación total de la Generalitat de 193.041euros.