Alcoy rindió homenaje en el día de ayer al superviviente alcoyano del campo de concentración de Mauthausen, Francisco Aura Boronat, a quien se ha dedicado una exposición didáctica en el hall de entrada del consistorio. Tras la inauguración de la muestra, se presentí, además, el libro ‘Francisco Aura Boronat: resistencia y dignidad frente a la desmemoria’.

El president de la Generalitat, Ximo Puig, que acudió a ambos eventos, afirmó que el legado de Francisco Aura “debe servir de antídoto para los nuevos fascismos que pueden aparecer” porque la democracia “no es irreversible” y se debe “cimentar desde la tolerancia”.

Durante los actos, a los que también asistieron, entre otros, el alcalde de Alcoy, Toni Francés, y  la consellera de Justicia, Administración Pública, Reformas Democráticas y Libertades Públicas, Gabriela Bravo, Puig aseveró  además que la ley de memoria democrática y para la convivencia de la Comunitat Valenciana “es el compromiso de no dejar pasar ni un palmo las ideas del fascismo que, desgraciadamente, a veces vuelven a aparecer con gran fuerza por toda Europa”.

Momento de la inauguración

Momento de la inauguración

Momento de la inauguración

Momento de la inauguración