El PP de Alcoy asegura que el grado de ejecución de las inversiones del presupuesto municipal de 2018 apenas ha alcanzado el 30%. Los populares alcoyanos han lamentado el bajo cumplimiento de los proyectos anunciados por el Gobierno local del PSOE. Ante este incumplimiento, una de las premisas del PP para aprobar las cuentas de 2019 será fijar un calendario de ejecución de proyectos.

El Gobierno dejó de ejecutar en 2018 proyectos valorados en al menos 13,5 millones de euros, dicen desde el PP. Parte de ellos están pendientes desde 2013, aseveran. “Nos hemos centrado solo en los principales proyectos anunciados por el Gobierno”, ha dicho el candidato a la Alcaldía del PP, Quique Ruiz, que ha criticado la falta de rigor del Gobierno y su incapacidad para cumplir sus promesas.

El PP de Alcoy afirma que según el informe de ejecución del presupuesto a 30 de septiembre, el grado de ejecución de inversiones era de solo el 12,3% de los 22 millones presupuestados. Durante 2018, el PSOE incrementó en 14 millones los 7 previstos para inversiones. “Este aumento fue fruto de los proyectos no ejecutados en años anteriores”, apunta Ruiz. Para el candidato del PP, “es un cumplimiento mínimo, que muestra el bajo nivel de gestión del Gobierno”.

Como ejemplo de proyectos pendientes, Ruiz cita las mejoras en instalaciones deportivas o la creación del parque tecnológico de Rodes. Este último proyecto cuenta con 2,4 millones que siguen sin ejecutar. “La ciudad tiene recursos pero se topa con un Gobierno que no es capaz de definir proyectos”, señala.

Ruiz recalca que: “tres de las grandes iniciativas anunciadas en la presentación de las cuentas de 2018 se han quedado en el tintero: la mejora de La Sarga, la consolidación de El Molinar o la creación de una vía ciclopeatonal”.

A la vista del bajo grado de ejecución, y ante la negociación del presupuesto de 2019, el PP avanza su intención de exigir un calendario para el desarrollo de proyectos. “No queremos promesas vacías, buscamos que las mejoras para la ciudad tengan fecha de ejecución”, concluye Ruiz.