La consellera de Sanidad Universal y Salud Pública, Ana Barceló, ha destacado los que considera buenos resultados obtenidos en el primer año de implantación del programa Domi-EQIFar, puesto en marcha hace justo un año en el departamento de salud de Alcoi a modo de experiencia piloto.

El objetivo que persigue este programa es el de prestar al colectivo de personas dependientes con cuidador o cuidadora no profesional (pacientes no institucionalizados) un servicio de atención farmacéutica integral, que garantice la equidad, la calidad y la integración y se adapte a las especiales circunstancias de estas personas.

“Se trata de un programa fruto de la colaboración entre la Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública y la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas liderado por el servicio de farmacia de Atención Primaria del departamento de salud de Alcoi, que se ha desarrollado gracias al trabajo en equipo de profesionales del departamento, y en el que cabe destacar la participación de la farmacia comunitaria”, ha señalado la consellera.

Ana Barceló, que ha presentado los resultados de este primer pilotaje acompañada del director general de Farmacia y Productos Sanitarios, José Manuel Ventura, ha recordado que el programa Domi-EQIFar “pretende conseguir una utilización óptima de los medicamentos por medio de la revisión y el seguimiento fármaco-terapéutico, y la reducción de problemas relacionados con la medicación, así como mejorar la adherencia de los pacientes a los tratamientos prescritos”.

Otro de los objetivos es el de incrementar la satisfacción con la asistencia prestada y empoderar al paciente y a sus cuidadores a la hora de utilizar los medicamentos, a través de la información y de la formación.

La consellera ha recordado que el núcleo básico asistencial de este programa se establece en torno a la Atención Primaria y que las personas dependientes con cuidador no profesional representan el 0,48% de la población de la Comunitat Valenciana (aproximadamente 22.000 personas). El perfil de este colectivo es el de pacientes crónicos de alta complejidad con necesidades de salud elevadas hasta en un 25% de los casos, y con una media de 8 medicamentos prescritos por paciente.

Una treintena de pacientes valorados

Este primer pilotaje ha permitido valorar a 35 pacientes adscritos al Centro de Salud Plaça de Dins de Alcoi. Ha contado con la participación de 2 farmacéuticos de Atención Primaria, 12 profesionales médicos, 12 profesionales de Enfermería, 2 trabajadoras sociales y 11 oficinas de farmacia.

José Manuel Ventura ha explicado que, tras un año de seguimiento, se ha conseguido la adecuación del tratamiento de estos pacientes, alcanzando una reducción del 6,7% del total de fármacos crónicos y se han detectado 8 incidencias relacionadas con la medicación de estas personas.

Se ha reforzado el conocimiento que tienen los pacientes y los cuidadores sobre sus patologías y su medicación, valorando positivamente su participación en el programa a través de las encuestas de satisfacción. “En lo que respecta a los profesionales, ha conseguido reforzar la relación interdisciplinar de todos los implicados, garantizando una adecuada utilización de medicamentos de manera coordinada”, ha agregado el director general.

Tras este periodo de prueba en Alcoi, el equipo multidisciplinar responsable del programa valora su continuidad, ampliando la población diana a pacientes crónicos complejos y polimedicados con dificultades sociales.