La Agencia Valenciana de Seguridad y Emergencias, en colaboración con la Conselleria de Economía Sostenible, Sectores Productivos y Comercio, ha llevado a cabo unas jornadas informativas en el Instituto Valenciano de Seguridad Pública (Ivaspe), en las que ha explicado a responsables, personal técnico municipal y empresariado de los beneficios de redactar Planes de Emergencia para las diferentes áreas industriales de la Comunitat Valenciana.

El director general de la Agencia, José María Ángel, ha arrancado estas jornadas destacando la labor del Ivaspe que, en 2018, ha promovido 13.000 ofertas educativas. “En emergencias no puede trabajar nadie que no esté formado”, ha aseverado.

José María Ángel ha presentado una guía que servirá de base para elaborar futuros planes de emergencia en polígonos industriales. De hecho, estos polígonos podrán cambiar su categoría y pasar a zona avanzada o consolidada sólo por el hecho de tener un plan de emergencia elaborado.

Según la guía elaborada conjuntamente por la Agencia de Emergencias y Economía, los planes no serán de obligado cumplimiento y tendrán una perspectiva local, por lo que serán los municipios que dispongan de esa área industrial, los que aborden, voluntariamente, su elaboración. Por tanto, deberán ser redactados por los ayuntamientos, con la colaboración y participación directa de las entidades de gestión de las áreas industriales.

La propuesta contempla que cuando en el entorno del área industrial existan otros términos municipales diferentes, se procederá a informar a los citados municipios al objeto de que estos soliciten la información que estimen oportuna de cara a actualizar sus planes territoriales de emergencia e informar, en su caso, a la población potencialmente afectada por los riesgos derivados.

Además, propone que la responsabilidad de efectuar las acciones de detección, notificación y alerta de la emergencia, recaiga en el director o directora del Plan de Autoprotección del establecimiento afectado o, en caso de que este no disponga de PAU, en la persona responsable de seguridad del establecimiento, o en su caso, el director, directora o gerente del mismo.

En otras cosas, la guía aconseja la creación de un Comité de Seguridad y Emergencia, que actúe como órgano colegiado y donde estén representados todos los establecimientos afectados, la entidad de gestión del área y los ayuntamientos.

En caso de emergencia (incendio, fuga, explosión, etc..) lo primero que se debe hacer es llamar al 1 1 2. Acto seguido, activar el sistema de alarma disponible, sea sirena o red de alarmas. También se puede utilizar grupos de mensajería o whatsapp. En el caso de no poder activar ninguno de estos sistemas, utilizar las llamadas en cascada.