Este pasado sábado cerca de 200 personas participaron en el Primer Encuentro Arciprestal de Alcoy, organizado por el Consejo Arciprestal de la iglesia alcoyana, con el objetivo de fomentar el conocimiento mutuo y la unidad entre personas, grupos, parroquias y entidades católicas.

La actividad empezó a las 18 horas en el Colegio San Roque, con la acogida y talleres de música, manualidades y cocina, así como un panel de experiencias sobre la unidad. Los participantes, divididos en grupos, pasaron por los cinco talleres organizados y también tuvieron tiempo para el diálogo. A las 21 horas, en el gimnasio del colegio, tuvo lugar una cena de sobaquillo, y a las 22:30, en la iglesia, una vigilia de Adoración con música en directo del coro JAd’A y diferentes signos preparados a lo largo de la tarde en los talleres.

El encuentro fue una experiencia de la riqueza y diversidad de la iglesia alcoyana, y un llamamiento al encuentro, la unidad y la hermandad. «Somos una familia» y «Todos somos uno» fueron los lemas más repetidos. Comunicarse, trabajar en equipo e ir al terreno del otro a aprender, fueron algunas de las propuestas para realizarlo.