El Partido Popular ha criticado el “fracaso” del proyecto para recuperar la isla de Rodes. El candidato a la Alcaldía, Quique Ruiz, ha cuestionado los “continuos cambios de rumbo del Gobierno”, dice, que asegura “han costado más de 22.000 euros”, y ha advertido de que la última propuesta “duplica muchos de los servicios que ya existen en la ciudad”.

El candidato recuerda que a finales de la anterior legislatura el Ayuntamiento convocó un concurso de ideas para recuperar antiguos espacios industriales en desuso, entre ellos el de la manzana de Rodes. El arquitecto Isaac Montava ganó la convocatoria, premiada con 8.000 euros, y su propuesta para Rodes se convirtió en una maqueta que hasta hace unos meses presidía el zaguán del Ayuntamiento. La propuesta original apostaba por albergar un museo de la industrialización, aparcamiento, oficinas tecnológicas y salas culturales.

Más de tres años después, el PSOE, junto a Compromís, anunció la contratación de un nuevo proyecto a cargo de una empresa sueca. La propuesta es, a juicio de Ruiz, “muy decepcionante”. La empresa propone servicios que ya existen en Alcoy: al parque tecnológico se unen el espacio cultural, un espacio gastronómico y una zona infantil.

Aseguran los populares que el documento elaborado por la empresa sueca no contempla usos que sí ha anunciado el Gobierno, como el centro de formación turística (CdT), el archivo municipal, el centro social para el barrio de Santa Rosa y un local de ensayo para grupos locales, éste último proyecto derivado de los presupuestos participativos.

El caso más grave, a juicio de Ruiz, es el del CdT, que ya cuenta con una partida presupuestaria en las cuentas de la Generalitat para este año. El candidato a la Alcaldía lamenta “la pérdida de dos legislaturas” por parte del Gobierno a la hora de definir un proyecto “clave para el futuro de la ciudad”. “Todos coincidimos en que es un proyecto estratégico, por eso no comprendemos que quiera convertirse en un cajón de sastre”, señala Ruiz. El candidato aboga por abrir un “debate serio” sobre las necesidades de la ciudad y la forma en que la manzana de Rodes puede aportar soluciones. “No podemos fallar en un proyecto de esta envergadura, por lo que debemos contar con la ciudad y con expertos que realmente conocen sus características”, añade Ruiz.

“Una recuperación que tendrá un coste de 10 millones de euros no puede realizarse a base de retales. Necesitamos un análisis serio que permita construir un proyecto sólido y de prestigio”, insiste Ruiz. El candidato valora que, a través de la inversión de la Diputación de Alicante, el edificio haya quedado consolidado para evitar derrumbes y reducir el riesgo a los viandantes. La única intervención realizada, apunta Ruiz, estaba pendiente desde mitad de la anterior legislatura. “En ocho años solo ha habido un lavado de cara. No tenemos proyecto, no ha existido debate social y no hay garantías de financiación. Rodes demuestra el fracaso en la gestión del Gobierno del PSOE”, conluye.