En el día de ayer, 23 de abril y día de Sant Jordi, inusual para la ocasión, se celebró la tradicional Procesión del Traslado. Así, el Xicotet hizo fue llevado desde su templo de devoción hasta la iglesia de Santa María. Acompañando a la imagen, festeros, devotos y autoridades bajo los sones de la Unión Musical, la Música Nova y la Primitiva.

Una vez culminada la procesión, tuvo lugar, tal como estaba previsto, el disparo de una “mascletà nocturna”, desde la Plaza de España. Un acto que ha servido como celebración por la reciente declaración del conjunto de las Fiestas de Moros y Cristianos de Alcoy como Bien de Interés Cultural.