El Partido Popular de Alcoy se compromete a peatonalizar el Centro histórico de la ciudad. La recuperación del barrio es uno de los grandes objetivos anunciados por el candidato a la Alcaldía, Quique Ruiz. Para conseguirlo, la candidatura propone además incentivos fiscales, reforzar la seguridad e introducir cambios en la normativa urbanística para facilitar la creación de nuevos negocios.

Ruiz señala su intención de poner en marcha una peatonalización “ordenada y consensuada con vecinos y comerciantes” para evitar situaciones como la generada por el PSOE, que anunció cortes parciales de tránsito que fueron anulados por los tribunales. La propuesta del PP se basa en la lectura de matrículas a través de cámaras para permitir el paso de vecinos, comerciantes y servicios.

El candidato subraya que la peatonalización del barrio exige crear nuevas plazas de aparcamiento. Ruiz destaca la posibilidad de generar una gran bolsa de estacionamiento en la zona de La Riba, a espaldas de la calle de San Nicolás, con capacidad para 400 plazas. “La propuesta de peatonalización cuenta con el apoyo de vecinos y comerciantes, que valoran que haya alternativas para aparcar y tengan la posibilidad de acceder a sus viviendas”, detalla el candidato

En las medidas para regenerar el Centro destaca el cambio de la normativa urbanística para hacer compatible en un mismo edificio el uso residencial y el de oficinas. “Es una propuesta pensada para calles como El Tap, Santa Rita o San Mauro, con pisos del siglo XIX que no son atractivos para el mercado. Ofrecemos una alternativa para conseguir estudios de diseño o despachos de profesionales porque no queremos que se queden vacíos”, detalla el candidato. La medida va acompañada de ayudas a las obras de reconversión de pisos en oficinas y subvenciones para el alquiler de esas propiedades a empresas de reciente creación. Este uso completará el de pisos para estudiantes que ya se ha generado en la calle de San Francisco.

El plan de reactivación del Centro del PP incluye medidas fiscales, como un coeficiente reducido para el Impuesto de Actividades Económicas. “Si queremos que grandes marcas comerciales puedan instalarse en el Centro, debemos ser competitivos y no hacer que paguen el mismo impuesto que si estuvieran en L’Alameda”, razona Ruiz. El PP se compromete a rebajar al 0,5% el tipo de gravamen del impuesto de obras en el Centro para fomentar la rehabilitación de edificios y a reducir el Impuesto de Bienes Inmuebles a los locales destinados a actividades económicas.