Entre los días 20 y 22 de junio, el eje terrestre se inclina hacia el Sol. Es el solsticio de verano y la luz del día parece no apagarse nunca. Hace miles de años que este hecho, relacionado con la fertilidad y la alegría, se celebra con fiestas y rituales en las distintas culturas del planeta.

En Alcoy, los vecinos y vecinas de la siempre activa barriada de El Partidor, toma la rienda de este fenómeno para celebrar sus particulares ‘Festes del solstici’. Así, ayer por la tarde el barrio fue escenario además de un concierto de Marcatú, a cargo del colectivo alcoyano ‘Ta!Quirikitá!’. Ya por la noche se quemó la correspondiente hoguera, germen de las fiestas de Alicante o las Fallas de Valencia (Equinoccio de primavera).

Así, lo que en el hemisferio norte es la noche de San Juan, en el sur se deriva en la fiesta del Inti Raymi, una fiesta de adoración al dios Sol inca, Inti, que marca la llegada del solsticio de invierno en el hemisferio sur. Especialmente relevante es la celebración del Inti Raymi en Cuzco (Perú).