El Gobierno de Alcoy solo ejecutó el 25,5% de las inversiones del presupuesto de 2018. Así lo afirma el PP que lo señala la liquidación de las cuentas del pasado año que el Gobierno lleva al pleno del viernes. El principal partido de la oposición critica lo que denomina “escaso cumplimiento del presupuesto”, lo que aseguran se traduce en la paralización de proyectos por un valor total de 17,1 millones de euros. El escaso gasto en inversiones en 2018 compensó la caída de ingresos para cerrar el ejercicio con un superávit de 1.155.619 euros. “Liquidar el presupuesto en positivo con un nivel de inversiones tan bajo es un síntoma de que la gestión municipal es mínima porque hay recursos que no se utilizan pese a que la ciudad lo necesita”, valora el portavoz del PP, Quique Ruiz.

Las inversiones reales recogidas en el presupuesto de 2018 ascendían a 23 millones de euros. Al cierre del ejercicio solo había obligaciones de pago por un importe de 5,8 millones, el 25,5% del total. “La ejecución de las inversiones es muy baja, lo que demuestra el ínfimo nivel de gestión por parte del PSOE”, explica Ruiz.

Entre los proyectos que quedaron por ejecutar destaca la creación del centro de interpretación de las pinturas rupestres de La Sarga. “Fue uno de los proyectos estrella del presupuesto de 2018 y se quedó sobre la mesa”, explica Ruiz. La misma situación se reproduce en el caso de la rehabilitación de la manzana de Rodes, con 2,3 millones por ejecutar. “Estamos cansados de escuchar anuncios de proyectos que no se ejecutan, como los chalés de la Font Roja, la construcción de un pabellón de gimnasia, la pasarela de Cervantes o la ciudad deportiva del Alcoyano”, subraya el portavoz del PP. La mayor parte de los proyectos no ejecutados en 2018 siguen en la misma situación superado ya el primer semestre de este año.

La ejecución de las inversiones ha quedado por debajo incluso del 30% que el pasado enero calculó el PP. “Las cifras oficiales corroboran que el nivel de gestión es mínimo, lo que mantiene paralizadas iniciativas que son cruciales para el desarrollo de la ciudad”, añade Ruiz.

El Partido Popular advierte de que el bajo nivel de gasto en el capítulo de inversiones “enmascara”, dicen,  la caída de los ingresos, que quedan muy por debajo del presupuesto inicial. El Ayuntamiento ha recaudado 2,1 millones menos de lo previsto por el Impuesto de Bienes Inmuebles. En el caso del impuesto de obras, el ingreso arroja unos número rojos de 430.818 euros. La caída de ingresos se repite en las aportaciones del Estado y de la Generalitat, que en conjunto quedan 3,1 millones por debajo del presupuesto inicial. “La previsión de ingresos era nefasta, pero como el Gobierno no ha hecho nada, ha podido cerrar con superávit”, apunta Ruiz.

El PP exige una “reacción” al Gobierno para “desatascar” proyectos. “Alcoy necesita un Gobierno que gobierne y que demuestre mayor rigor a la hora de elaborar el presupuesto municipal”, concluye el portavoz del PP.