El Partido Popular de Alcoy ha lamentado el “mal resultado”, aseveran, que ha ofrecido una de las grandes novedades del nuevo contrato de recogida de residuos: la implantación de los contenedores de quita y pon en la zona Centro de la ciudad. El modelo fue implantado en el Centro como banco de pruebas para expandirlo a otras zonas de Alcoy. “Un año después, los malos resultados han obligado a variar el sistema en cuatro de los cinco puntos donde fue aplicado”, critican los populares en un comunciado.

Según explica el concejal Kiko Cantó, en la avenida del País Valencià se han recuperado los contenedores soterrados. En la calle de Embajador Irles y en la calle de San Mauro, en la parte posterior del mercado de San Mateo, los contenedores vuelven a estar instalados durante 24 horas y los contenedores vuelven a ser de gran formato. En el caso de la calle de El Tap también se han introducido depósitos grandes aunque el horario se ha adelantado desde las 20.00 a las 18.00 horas.

Cantó detalla que, de acuerdo a la información facilitada por el Gobierno en la última comisión informativa, el sistema de quita y pon solo ha ofrecido buenos resultados en la calle de Sor Elena Picurelli, donde también se ha adelantado el horario de colocación de los contenedores. “La gran novedad del nuevo contrato de recogida de residuos se ha convertido en un fracaso que no se va a expandir al resto de la ciudad”, lamenta Cantó. El Gobierno, según señala Cantó, tampoco ha aclarado cómo va a implantar el contenedor marrón, una medida anunciada a finales de 2017.

Contenedores soterrados en Pais Valencià