El Ayuntamiento de Alcoy ha anunciado que postulará la ciudad para la capitalidad Cultural Valenciana. Soy muy optimista cuando pienso en la actividad de nuestras asociaciones culturales, en la obra de nuestros creadores, en nuestro patrimonio artístico, en nuestras costumbres, en nuestro entorno natural, en nuestros intangibles… Soy más pesimista, en cambio, cuando pienso en la política cultural que se está llevando a cabo por el gobierno municipal.

Las políticas culturales impulsadas desde las instituciones públicas deben de ser inclusivas y tener en cuenta a la totalidad de una población cada vez más plural y compleja. Sin embargo en Alcoy la mayoría de las acciones culturales impulsadas desde el ayuntamiento desprenden un tufillo a catalanismo, o mejor dicho a pancatalanismo cebado con dinero público que intenta que asumamos las señas de identidad de nuestros vecinos del norte alejándonos de lo realmente propio.
Esta reinvención de lo valenciano tiene su origen en la promoción y subvención – más de treinta millones de euros se calculan desde 1980- por parte de los diferentes gobiernos de la Generalitat de Cataluña de proyectos como Escola Valenciana o Acció Cultural del Pais Valencià con el fin de crear un estado de opinión favorable a la integración de la Comunidad Valenciana en su república imaginaria y ha tenido continuidad en las acciones diseñadas desde el gobierno del “Botánico” determinando las políticas culturales de los municipios valencianos, o al menos de los del mismo signo político.

Sin obviar que el acceso a la cultura es un derecho y como tal debe ser garantizado por los poderes públicos, pienso que una despolitización de la cultura – en la medida que esto fuese posible- contribuiría a construir una sociedad formada por personas más críticas y libres. En cualquier caso considero que las políticas culturales diseñadas desde un ayuntamiento deberían de buscar siempre la transversalidad y no estar orientada a la presentación de una oferta cultural predefinida sino a la demanda real de los ciudadanos en base a sus expectativas de consumo cultural.

Fernando Doménech
Secretario del Grupo Municipal Ciudadanos Alcoy