Un Agente de la Policía Nacional ha sido herido por un perro potencialmente peligroso de la raza american Standorfshire mientras procedían a la detención de dos individuos, uno de ellos por un quebrantamiento de condena y el segundo por un delito de atentado a agente de la autoridad.

Los agentes de la Unidad Familia y Mujer de la Comisaría de Alcoy acudieron a una comprobación, tras ser alertados que la ex pareja de una víctima de violencia de género estaba merodeando por el domicilio de ésta, teniendo en vigor una orden de alejamiento.

Efectivamente comprobaron que el varón estaba aproximándose al domicilio de su ex pareja, identificándose en ese momento como policías pero el individuo emprendió la huída por lo que tuvieron que actuar de manera rápida para proceder a su detención.

En ese momento apareció un familiar del detenido increpando y agrediendo a los agentes para intentar evitar la detención, se produjeron unos momentos de mucha confusión por la violencia con la que acometió contra ellos cuando de repente apareció un perro de la raza american Standorfshire el cual se lanzó contra uno de los agentes.

El animal, considerado como perro potencialmente peligroso, mordió agresivamente a un agente en la zona abdominal en un primer momento, pero cada vez el can más alterado y agresivo volvió a lanzarse contra la zona genital del policía temiendo éste seriamente por su integridad física.

Al comprobar la belicosidad con la que el perro acometía contra el agente otro policía actuante procedió a hacer uso de su arma reglamentaria para neutralizar la amenaza, en defensa de la integridad física del compañero, sin causar daños materiales ni personales.

El policía tuvo que ser trasladado al centro de salud para ser atendido de las lesiones causadas y actualmente se está investigando acerca del propietario, vacunas y seguro del animal.

Igualmente el can fue trasladado a una clínica veterinaria para ser asistido, encontrándose fuera de peligro y a la espera que se averigüen las condiciones que regulan la posesión de un perro potencialmente peligroso y para garantizarle su bienestar.

Se procedió a la detención de los dos varones, uno por quebrantamiento de condena y el segundo por un delito de atentando a agente de la autoridad, han pasado a disposición judicial al Juzgado de Instrucción de guardia de la localidad de Alcoy.