La Torre de Almudaina, que gestiona la Fundación MARQ, abre de nuevo sus puertas este sábado 20 de junio con amplias medidas de seguridad e higiene para preservar la salud, tanto de sus trabajadores como de los ciudadanos. En este sentido, se controlará el aforo de visitantes, que queda limitado a un máximo de cuatro personas por pase.

La vicepresidenta y diputada de Cultura, Julia Parra, ha anunciado que “tras cerca de tres meses cerrada al público en cumplimiento de las medidas de restricción impuestas por la crisis de COVID-19, la Torre almohade de Almudaina retoma este fin de semana su actividad. Esperamos que en las próximas semanas se puedan poner a disposición del público más instalaciones culturales con todas las garantías”.
Además, se han instalado dispensadores de gel hidroalcohólico y señalética de seguridad a lo largo de todo el itinerario y será obligatorio el uso de guantes y mascarilla. Para facilitar el cumplimiento de estas medidas, el enclave pondrá a disposición de los usuarios el ‘KitMarq’, en el que encontrarán material de protección individual y una hoja que detalla las recomendaciones y normas que deberán cumplir durante el recorrido.

Las visitas guiadas por el monumento se podrán realizar de 9:00 a 13:00 horas y de 18:00 a 21:00 horas de martes a sábado, mientras que los domingos y festivos el horario será de 9:00 a 13:00 horas. Se recomienda comprar la entrada con antelación a través de la página web www.marqalicante.com.

La Torre almohade de Almudaina está considerada como Bien de Interés Cultural -BIC-. El inmueble, originario de la primera mitad del siglo XIII, fue restaurado y musealizado por el Área de Arquitectura de la institución provincial. Tras su apertura al público en agosto de 2009, la Torre quedó integrada en la red de yacimientos, parques arqueológicos y centros de interpretación del MARQ y de su Fundación.