El Ayuntamiento de Alcoy ha presentado el proyecto para buscar restos de Coronavirus en las aguas residuales urbanas, Covid Water.

El director general de Facsa, José Claramonte, ha informado que durante los procesos que se han llevado ha cabo se ha detectado material genético del COVID19 en las aguas residuales de la ciudad. Además se ha comprobado la presencia en la entrada de las depuradoras pero no en las salidas, por lo que que el virus queda eliminado en los procesos de depuración del agua.  Cabe subrayar que desde la segunda semana de junio ya no se encuentra presencia genética en la red de alcantarillado, dato que coincide con las estadísticas sanitarias de las que se dispone.

El alcalde de Alcoy, Toni Francés, ha destacado la utilidad de esta herramienta “innovadora y necesaria” para la detección precoz de posibles rebrotes del coronavirus en nuestra ciudad.