La Conselleria de Políticas Inclusivas y el Gobierno local de Alcoy avalaron el pasado año la gestión del geriátrico DomusVi Alcoy ante las quejas de los familiares de los usuarios por falta de personal y problemas en la atención. Así lo explica el portavoz del Partido Popular en el Ayuntamiento de Alcoy, Enrique Ruiz, que critica que ni el Gobierno valenciano ni el municipal atendiesen las primeras denuncias que los familiares hicieron públicas meses antes de la declaración del brote de Covid 19 que ha causado la muerte a 73 residentes.

Ruiz aporta las actas de las reuniones de la comisión de Servicios Sanitarios del Ayuntamiento de Alcoy en las que el Gobierno de Alcoy aseguró que “la conselleria hizo una inspección en noviembre [de 2019] y estaba todo correcto”. En las reuniones de la comisión, celebradas el 2 y el 27 de diciembre del pasado año, el Partido Popular y Compromís preguntaron por las quejas de los familiares. La respuesta del Gobierno del PSOE fue que, tras aumentar unas horas a algunos profesionales, la Conselleria de Políticas Inclusivas concluía que“estaba todo correcto”. El Gobierno local manifestó, tal y como recogen las actas, que “no había recibido quejas”. Según los documentos, la concejal de Servicios Sociales, Aranza de Gracia, llegó a decir ante la insistencia de la oposición, “que no diese más vueltas a este asunto”.

El portavoz del PP de Alcoy lamenta que ni la Conselleria de Políticas Inclusivas ni el Ayuntamiento de Alcoy “hiciesen nada por mejorar la situación del geriátrico ante las primeras quejas de los familiares de los usuarios”. Enrique Ruiz entiende que la consellera Mónica Oltra se plantee ahora apartar a la empresa DomusVi de la gestión del geriátrico, pero critica la inacción de la conselleria durante los meses previos a la declaración de la pandemia. El regidor cuestiona también la actitud del alcalde, Antonio Francés, “que ha callado durante los peores momentos de la crisis y ahora sale rápido a celebrar la posible reversión de la concesión a DomusVi”.

Ruiz no olvida que “ante las quejas de los familiares la respuesta fue mirar hacia otro lado y decir que todo era correcto”. “Avalaron la gestión de la empresa al no tomar medidas, en el caso de la conselleria, y al no reivindicarlas, en el caso del Ayuntamiento. Ahora las decisiones llegan muy tarde, porque siempre quedará en el aire una pregunta: ¿se hubiese producido un brote con tanta virulencia de haber atendido las protestas de los familiares?”, señala Ruiz.

El regidor no duda de que las trágicas consecuencias de uno de los brotes más virulentos de toda España “obliga a actuar con contundencia” contra la empresa que gestiona el geriátrico. “Es necesario investigar las causas del brote y su evolución para determinar la responsabilidad de DomusVi y estudiar si cabe la posibilidad de revertir la concesión. Pero hay que tener claro que pudo hacerse mucho antes de que se declarase el brote”, apunta.

Al portavoz del PP le hubiera gustado escuchar a Mónica Oltra y al alcalde, Antonio Francés, durante los momentos más críticos del brote del geriátrico DomusVi. “Han estado vergonzosamente escondidos y ahora, cuando no podemos hacer nada por las 73 personas fallecidas, salen para buscar culpables. Es un oportunismo despreciable ante una tragedia como la que hemos padecido en Alcoy”, concluye el regidor del PP.