El Ayuntamiento de Alcoy ha presentado en rueda de prensa el inventario completo del legado que el artista alcoyano más internacional ha dejado a su ciudad natal. Una presentación que ha llegado después del acuerdo entre el albacea testamentario, el hijo del artista, Camilo Blanes Ornelas, y el propio Ayuntamiento de Alcoy.

El inventario cuenta con un total de 794 piezas, una cantidad muy importante de objetos de gran valor artístico y patrimonial que Camilo Sesto quería que estuvieran en Alcoy, expuestos en un museo dedicado a esta figura universal y única de la música.

Sobre el legado de este hijo predilecto de la ciudad, el alcalde, Toni Francés, ha declarado que “es tanta la generosidad del heredero de Camilo Sesto que el legado sigue abierto, y que en un futuro incluso se podría incrementar si aparecen nuevos elementos atractivos para el futuro museo aumentando una colección ya de por si, muy potente”.

A partir de ahora, y ya conocido el alcance del legado, el Ayuntamiento encargará el proyecto del museo a una empresa especializada, con la intención que esté ultimado a finales del año 2020, para iniciar en 2021 la construcción de este museo, un lugar de culto a la altura del artista, esperado y deseado por muchas personas admiradoras de Camilo Sesto en todo el mundo.

Raül Llopis junto a parte del legado donado