El Partido Popular de Alcoy asegura que el Gobierno de Alcoy, del PSOE, solo ejecutó el 26,1% de las inversiones presupuestadas para 2019. Es la cifra que arroja la Cuenta General del Ayuntamiento, que se somete a aprobación definitiva en el pleno de este viernes. El PP alerta de que, pese al bajo nivel de inversión, el Ayuntamiento cerró el ejercicio de 2019 con un remanente de tesorería negativo e incumpliendo tanto la regla de gasto como el objetivo de estabilidad presupuestaria.

La concejal del PP Amalia Payá señala que la Cuenta General de 2019 pone de manifiesto todos los defectos de la gestión económica del Gobierno de Antonio Francés. “Modifica de forma continua el presupuesto inicial, incumple todas las reglas fiscales del Ministerio de Hacienda y complica la situación de liquidez del Ayuntamiento. Y todo eso dejando por ejecutar la gran mayoría de las inversiones que están pendientes desde hace años”, resume.

En cuanto al cumplimiento de las inversiones, Payá destaca que de los 29,8 millones presupuestados, solo utilizó 7,8 millones, el 26,1% del total. Quedaron por gastar 22 millones de euros. “El nivel de ejecución vuelve a ser bajísimo de nuevo y se traduce en una ciudad paralizada con proyectos estancados desde 2013”, manifiesta Payá.

Los cerca de 30 millones recogidos para inversiones en el presupuesto fueron fruto de constantes modificaciones que elevaron por valor de 17,3 millones los 12,4 millones iniciales. “El PSOE presupuesta unos proyectos, luego introduce otros durante el año y acaba por ejecutar una ínfima parte de esas inversiones”, recalca Payá, que subraya cómo “la fiabilidad del presupuesto inicial que aprueba el pleno es mínima, porque no para de sufrir cambios”. La regidora habla de “cuentas ficticias”.

La concejal apunta que el remanente de tesorería, resultado de restar lo que hay que pagar (obligaciones) al dinero que se tiene y al que se va a cobrar (derechos reconocidos), arroja un déficit negativo de 558.812 euros. Además, según el informe de Intervención, el déficit no financiero de 3,5 millones incumple el objetivo de estabilidad presupuestaria. El mismo informe alerta del incumplimiento de la regla de gasto, rebasado en 3,3 millones y que obligó a introducir recortes por valor de 1,5 millones en el presupuesto de 2020.