El Ayuntamiento de Alcoy solicita al Gobierno de España que no excluya a los municipios en delicada situación económica de las ayudas para dar respuesta a la crisis sanitaria, económica y social provocada por el coronavirus. Todos los grupos han convertido en declaración institucional la moción del Partido Popular para reclamar al Ejecutivo de Pedro Sánchez que formalice un procedimiento de ayudas financieras para las entidades locales que no dispongan de un remanente positivo en 2019, como es el caso de Alcoy.

La propuesta de financiación a los municipios que defiende el Gobierno central deja fuera del reparto de 5.000 millones de euros a los ayuntamientos que no disponen de remanente de tesorería (los ahorros del Ayuntamiento). El plan fue avalado únicamente por el PSOE en la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP). La condición que exige el Gobierno para ofrecer ayudas es que los municipios entreguen previamente sus remanentes. Alcoy, que presenta un remanente negativo de 558.812,84 euros, no puede optar a la financiación. “El planteamiento del Gobierno de España resulta claramente discriminatorio al distinguir entre ayuntamientos de primera y de segunda a la hora de distribuir fondos para hacer frente a la crisis”, destaca la moción aprobada como declaración institucional por el Ayuntamiento, gobernado por el PSOE.

Todos los grupos coinciden en destacar que, a pesar de los grandes esfuerzos económicos, con la propuesta del Gobierno Alcoy no recibirá un solo euro en materia de financiación extraordinaria por la Covid 19. La declaración institucional subraya que desde el inicio de la pandemia “el esfuerzo económico realizado por los ayuntamientos no se ha visto correspondido por el Gobierno de España, lo que ha provocado que entidades locales de todo signo político han coincidido en solicitar el apoyo económico para hacer frente a la lucha contra el virus y sus consecuencias”.

La concejal del Partido Popular Amalia Payá valora la unanimidad de todos los grupos a la hora de reclamar nuevas líneas de financiación al Gobierno central para que no discrimine a ayuntamientos que, como el de Alcoy, tienen un remanente de tesorería negativo. “No podemos quedar al margen de las ayudas para hacer frente a las consecuencias de la pandemia”, recalca la regidora. Payá subraya la unanimidad política en el ayuntamiento a la hora de cuestionar la falta de apoyo del Gobierno de Sánchez a los ayuntamientos.

“El Gobierno ha provocado la división en la Federación Española de Municipios y Provincias, donde solo el PSOE ha dado su apoyo a una propuesta que dejaba fuera a más de 3.000 entidades locales que cerraron 2019 con deuda o con remanente de tesorería negativo”, recalca Payá. La regidora lamenta que el Real Decreto-ley del Gobierno, pendiente de convalidación en el Congreso de los Diputados, no recoja los planteamientos que la Federación Española de Municipios y Provincias planteó el pasado mayo