Esta mañana la concejala de Hacienda, Vanessa Moltó y el Portavoz del Grupo Municipal Podemos, Cristian Santiago, han presentado en rueda de prensa la propuesta de modificación de las Ordenanzas Fiscales, de Prestaciones Patrimoniales Públicas de carácter no tributario y de los acuerdos sobre Precios Públicos, para el ejercicio 2021. Desde el gobierno municipal se hace hincapié en el hecho de que la presión fiscal en nuestra ciudad esta por debajo, aseguran, de la media provincial y estatal.

Desde el ayuntamiento de Alcoy destcan que viene presidida por “la necesidad de adoptar medidas derivadas de la actual coyuntura económica incentivando , con la regulación de nuevos supuestos, la creación de empleo, promoción de la actividad económica y la transición ecológica, a través de una fiscalidad justa y progresiva”.

Como puntos destacables se modifica el gravamen aplicable en el Impuesto de Bienes Inmuebles para usos distintos al residencial y en valores catastrales a partir de 1 millón de euros en la mayor parte de los casos, y en el caso de solares se sube al 1.10% para solares vacíos en los términos que permite la ley. Se trata de estimular su construcción, como contrapartida y para el caso del casco antiguo se bonifica el IBI para la construcción o rehabilitación hasta el 90%, y 50% para el resto de la ciudad

En el IAE , se introduce un nuevo supuesto con distinto coeficiente el 1,2 para empresas ubicadas en polígonos industriales rebajándolo respecto a las calles de primera categoría y resto de la ciudad. También se regula una bonificación del 50% en este impuesto por creación de empleo. Se pretende con ello captar nuevas empresas.

Finalmente cabe indicar que se introduce la regulación de cuestiones que contribuyan al sostenimiento y mejora de los servicios prestados a la ciudadanía, en este sentido se regula la Tasa de Alcantarillado que contará con exenciones para los contribuyentes con escasos recursos, las tasas deben cubrir para su sostenibilidad el coste de los servicios y en este sentido se trata de que aquellos que mayor uso hagan. La tasa tendrá un coste anual de unos 10 euros para usos domésticos.