La Policía Nacional ha desmantelado en Alcoy un cultivo “indoor” de marihuana en una nave industrial muy próxima al centro de la ciudad y ha detenido a cuatro varones.

El servicio policial se realizó gracias a la colaboración ciudadana. Una llamada al 091 alertó de la comisión de un posible robo con fuerza en una nave industrial, la ciudadana informó que había visto a tres varones realizando un butrón en el techo de la nave, acceder a la misma y salir corriendo portando unas bolsas de grandes dimensiones.

Se estableció un dispositivo policial en la ciudad que culminó pocos minutos más tarde con la interceptación de un vehículo en circulación donde se encontraban dos de los tres presuntos autores, los cuales fueron detenidos.

Los agentes, en ese momento, tuvieron conocimiento que los objetos robados de la nave eran plantas de marihuana, por lo que realizaron una entrada y registro en la nave posteriormente, descubriendo un cultivo de 400 plantas.

La nave había sido alquilada meses antes por un varón, afirmando que iba a ser usada para el almacenaje de materiales de construcción, sin embargo, hasta el momento la nave no había registrado actividad laboral alguna.

Se identificó, localizó y detuvo al arrendatario de la nave y propietario del cultivo horas más tarde por un delito contra la salud pública. Del mismo modo, también se le imputó un delito de defraudación de fluido eléctrico al detectar los investigadores un enganche fraudulento de energía eléctrica. Esa energía era necesaria para el funcionamiento de todo el aparataje necesario (extractores, aires acondicionados, pantallas de iluminación, etc) utilizados para producir de forma artificial el crecimiento y floración adecuado en las plantas de marihuana.

Posteriormente, fruto de diferentes gestiones de investigación realizadas, se logró identificar al tercer varón que presuntamente realizó el robo en la nave y siendo detenido al día siguiente.

La investigación ha sido realizada por la Brigada de Policía Judicial de la Comisaría de Alcoy, logrando detener a los cuatro varones, todos españoles de 26, 34, 39 y 42 años, y desmantelando un cultivo de 400 plantas de marihuana.

A los detenidos se les imputa a tres de ellos un delito de robo con fuerza en las cosas y un delito contra la salud pública, siéndole imputado al arrendatario de la nave y dueño del cultivo, un delito contra la salud pública y otro de defraudación de fluido eléctrico.

Los cuatro varones han sido puestos a disposición judicial del Juzgado de Instrucción de guardia de los de Alcoy decretando su puesta en libertad con cargos.

Momento de la operación