Es cierto que solo ha pasado una semana desde que se decretaron las medidas restrictivas para la ciudad de Alcoy para hacer frente al coronavirus y por tanto, no podemos todavía evaluar el efecto que están teniendo en el control de la pandemia. Pero sí que podemos comprobar que la actividad en la ciudad de Alcoy se ha reducido de una forma muy importante. Estamos en una situación de semiconfinamiento: cierre perimetral de la ciudad, hostelería cerrada y sin actividades culturales, sociales y deportivas, por lo tanto, la gente solo está saliendo de casa para ir a la escuela, para ir a trabajar y comprar.

“Pensamos que con estas medidas conseguiremos en los días próximos reducir la incidencia y así recuperar unos niveles más aceptables de incidencia del coronovirus en unos momentos en los cuales estamos muy preocupados, porque hemos llegado a los dos mil casos por cien mil habitantes y porque la situación sanitaria es muy complicada”, ha manifestado el alcalde de Alcoy, Foni Francés, en un vídeo enviado a los medios de comunicación de la ciudad