El Centro de Transfusión de la Comunitat Valenciana (CTCV) ha conseguido durante el año 2020 un total de 465 donaciones de plasma de personas que han superado la COVID-19 para tratar con él a otros pacientes con la infección activa y mal pronóstico. Se trata de un ensayo clínico cuyo objetivo es elucidar si el estado de salud de las personas enfermas mejora.

De hecho, la transfusión de plasma hiperinmune, que se obtiene de pacientes que han superado la infección y contiene anticuerpos frente al virus, es un arma terapéutica que se está explorando en casos en que fallan el resto de tratamientos que marcan los protocolos actuales.

A partir de las donaciones, que se realizan en el CTCV, se han obtenido 930 unidades de plasma hiperinmune (también llamado convaleciente) para transfundir y, de ellas, 470 ya se han distribuido a varios hospitales.

El CTCV, que participa desde el pasado mes de abril en la investigación, colaboró junto a varios hospitales valencianos en el desarrollo del protocolo de estudio y, en la actualidad, se encarga de la extracción del plasma hiperinmune de los donantes. La gran mayoría de donantes son personal sanitario concienciado de la necesidad de colaborar con el programa.

El estudio clínico que lideran el Hospital Universitari i Politècnic La Fe de València, el Hospital San Joan d’Alacant y el Centro de Transfusión de la Comunitat Valenciana actualmente se encuentra en fase de reclutamiento de pacientes (más de 350 pacientes), aunque se está empezando a realizar el análisis de los primeros 220 casos.

El plasma hiperinmune que se dona es transfundido a pacientes con neumonía por COVID-19 en 14 centros de la Comunitat Valenciana, 10 de la provincia de Alicante y 4 de Valencia.

Según el responsable de la Unidad de Enfermedades Infeccionsas y del estudio en el hospital San Juan de Alicante, Francisco Jover, “existen ensayos clínicos a nivel internacional que están en marcha y aportarán evidencias al respecto de la eficacia del plasma hiperinmune y en qué momento de la evolución clínica del paciente es más conveniente su uso”.

Para Jover, “diferentes estudios observacionales han demostrado su eficacia en fases precoces de la enfermedad y recientemente este hecho se ha confirmado en un ensayo clínico argentino”.

Campaña para fomentar la donación y requisitos

El Centro de Transfusión de la Comunitat Valenciana comenzó el pasado lunes una campaña a través de las redes sociales para fomentar la donación de plasma hiperinmune. Los requisitos para esta donación son ser varón, pesar más de 55 kilos y haber pasado el coronavirus hace menos de tres meses.

Con el plasma COVID-19, al igual que con otras donaciones de sangre, plaquetas o médula ósea, se deben cumplir una serie de requisitos para que el producto transfundido sea lo más seguro y eficaz posible.

En el caso del plasma convaleciente está demostrado que los varones que hayan pasado el coronavirus de forma leve o moderada generan una cantidad de anticuerpos suficiente para que su plasma sea eficaz. Además no deben haber sido transfundidos, ni ser alérgicos para no interferir en la salud de las personas enfermas.

El plasma de las mujeres tiene más riesgo que el de los hombres porque puede contener anticuerpos por embarazos o abortos, y esto puede condicionar la aparición de complicaciones en la transfusión de plasma.

Una vez extraídas, las unidades se almacenan a -30º y se distribuyen a los centros hospitalarios para tratar a los pacientes que cumplen los criterios definidos en el protocolo. Los resultados son esperanzadores y los y las pacientes han mejorado después del tratamiento con plasma COVID. No obstante, se trata de resultados preliminares, todavía no hay resultados concluyentes.