Una de las obras de la Silvia Sempere, profesora del Campus de Alcoy de la Universitat Politècnica de València (UPV), ha sido adquirida por la Generalitat Valenciana y ya forma parte de su Colección de Arte Contemporáneo. Sempere, profesora del Departamento de Ingeniería Gráfica, está vinculada a la UPV como docente desde 1997. Se formó en la Facultad de Bellas Artes de San Carlos de la UPV en 1991.

La propuesta que formará parte del Patrimonio Artístico Valenciano, Sordium Continuum, pertenece a uno de los proyectos más emblemáticos de su carrera como artista, que lleva por título ‘Placeres Bárbaros 2005’. Según Silvia Sempere, el hecho de formar parte de esta Colección Arte Contemporáneo de la Generalitat Valenciana, supone “una enorme satisfacción y orgullo personal”. Asegura que “es un claro impulso en mi trayectoria profesional como artista investigadora”.

Desde su etapa formativa, Silvia Sempere ha participado en múltiples exposiciones de carácter individual y colectivo, su producción artística ha recibido diversos premios y ha sido objeto de varias investigaciones. Además, son reseñables la continuada y amplia labor docente en la universidad pública y el desempeño de funciones como diseñadora.

Esta adquisición por parte del Consell manifiesta la “relevancia de la obra”. Sempere continua diciendo que “significa la puesta en valor, en cotas superiores, de la calidad de la misma y de la oportuna investigación realizada, en concreto, en torno al ‘paisaje’”.

La obra

‘Sordium Continuum’ consiste en una manifestación artística de carácter ecológico que es en sí misma una investigación sobre las posibilidades de las gramáticas artísticas, formal y conceptual. Así, en este proyecto, no se realiza una trasposición de la experiencia, sino que declara de modo directo y a la vez distante, mediante imágenes sintéticas, el proceso de devastación del territorio. Estas cuestiones se plasman en sus múltiples matices, sobre distintos soportes: vídeo, escultura/instalación y fotografía.

El sentimiento ecológico se concentra en el análisis de la paradoja que surge del hecho de “proyectar arquitecturas” que generarán los futuros paisajes y la actividad constructiva en sí, que, en la práctica, resulta ser independiente de la creación de paisajes de un modo conciliador y no destructivo.

La video-instalación Sordium Continuum, que pasa a formar parte de la colección de Arte Contemporáneo de la Generalitat Valenciana, está integrada en un proyecto artístico de mayores dimensiones. Cada una de las partes de este proyecto posee una lectura propia y una identidad matérica independiente, no obstante quedan asociadas a través del vídeo Placeres Bárbaros en el que se contextualizan y con el que refuerzan su significado.

El significado se enraíza en los tres ejes fundamentales de reflexión que constituyen la base del compromiso social de la profesora del Campus de Alcoy de la UPV en este proyecto expositivo. Se visualizan como: una urbanización agresiva con un bajo componente paisajístico, una clara disociación entre arquitectura y naturaleza, y una respuesta reactiva del medio natural.

La reflexión deriva a una conclusión fundamental: la naturaleza no está aquí para satisfacernos. Sin embargo, el ser humano siente la estima por los productos de la naturaleza, entre otras razones porque los puede consumir. Es así cómo ésta pasa a formar parte de uno de sus placeres bárbaros.

Expuesto en la sala 365 del Museo de la Universidad de Alicante en 2006. Se enmarca en una de las principales líneas de investigación de Silvia Sempere, consistente en el análisis de las repercusiones producidas por el habitar humano sobre el entorno natural. En este proyecto se toman como referencia dos lugares especialmente frágiles de la costa valenciana: la isla de Tabarca en Alicante y Les Rotes de Denia.

El proyecto ha sido premiado en la XI Bienal Vila de Mislata- y varias de sus piezas forman parte de los fondos artísticos de L´Octubre CCC Centre de Cultura Contemporània, la Colección Fotográfica del MUA, y el Ayuntamiento de Mislata.

La obra