El Partido Popular de Alcoy denuncia que un año después de las gravísimas consecuencias de los efectos de la borrasca Gloria sobre la ciudad, el Gobierno local, del PSOE, ha antepuesto la propaganda a la gestión para resolver los graves problemas que padece el Centro histórico. El PP propone un impulso “claro” a la rehabilitación del barrio. Lo hace a través de sus proyectos para el presupuesto de este año.

El paso de la borrasca provocó en enero de 2020 el desplome de 7 edificios, uno de los cuales se saldó con el fallecimiento de una mujer de 75 años. El temporal sacó a la luz dos legislaturas de abandono del Centro por parte del Gobierno local. El portavoz del PP, Enrique Ruiz, expone un primer dato para corroborar esta situación: entre 2017 y 2019 el Ayuntamiento decretó 4 ruinas y una orden de desalojo. Solo en 2020 esa cifra se multiplicó hasta alcanzar las 24 declaraciones de ruina y las 48 órdenes de desalojo. “No haber hecho nada durante años tuvo unas consecuencias nefastas y ha obligado a actuar a marchas forzadas en el último año para recuperar el tiempo perdido”, recalca Ruiz.

El edificio en el que residía la mujer fallecida a consecuencia de uno de los derribos no había pasado la Inspección Técnica de Edificios. El Gobierno, subraya Ruiz, derivó la responsabilidad a los propietarios pese a que el Ayuntamiento no cumplió la ordenanza al no hacer públicos los edificios pendientes de revisión.

El descontrol sobre las inspecciones obligó a intervenir a la Generalitat, cuyos técnicos anunciaron la revisión de 500 edificios. La inspección, a cargo de profesionales del Instituto Valenciano de la Edificación, solo alcanzó a 81 inmuebles, parte de los cuales tuvo que ser revisado por técnicos municipales. “Los técnicos de la Generalitat se marcharon pronto y la revisión de todo el parque de viviendas cayó en el olvido, igual que el compromiso del Gobierno autonómico”, manifiesta el regidor.

Con el “pobre balance” de la reacción municipal a las consecuencias de la borrasca Gloria, el PP ha planteado medidas para impulsar la rehabilitación del barrio. Y lo hace mediante sus propuestas al presupuesto.

Propone una partida para adquirir solares y edificios con el objetivo de agrupar propiedades que permitan construir viviendas con las condiciones del siglo XXI. El PP plantea reforzar el departamento de ITE para garantizar que los edificios antiguos son revisados, así como ayudas a las comunidades de propietarios obligadas a pasar la inspección. Para el PP es importante reforzar la partida destinada a demoler edificios para evitar riesgos a los ciudadanos. Esta partida tuvo que ser ampliada de urgencia el pasado año. “Son medidas concretas que deben completarse con el trabajo del Gobierno para implicar a otras administraciones en la inversión que necesita el Centro histórico de Alcoy”, concluye Ruiz.