Un juego de hermanas. Así adoptaron a la gimnasia artística cuando, Laura y Lucía, comenzaron ya hace unos años a entrenar en el Club Gimnástica Artística Alcoi ‘El Pastoret’. Con 15 y 11 años, respectivamente, ambas tienen muy claro que este deporte es su principal pasión. Desde que, a través de éste, comenzaron a depositar sus principales sueños, la artística se convirtió en algo casi sagrado para las dos pequeñas. Y el juego de esas hermanas que iban a divertirse a los entrenamientos para hacer saltos y piruetas se transformó en un lienzo donde comenzaron a pintar con sus propias manos sus ilusiones de diferentes colores.

Esta misma semana, mientras el Departamento de Comunicación de la Federación de Gimnasia de la Comunidad Valenciana preparaba esta entrevista, el sueño de Laura Casabuena de ser seleccionada por el equipo nacional se hizo realidad. Un día después de confesarnos que su sueño es ‘ir al CAR de Madrid y poder entrenar allí’, el hada de los deseos concedió esa ilusión. Tras finalizar en la quinta posición de la general de la Vía Olímpica 9 en el pasado Campeonato de España de GAF, Laura ofreció un muy buen desempeño en los diferentes aparatos. Previamente, ya ha sido campeona de España en varias ocasiones. La recompensa a su esfuerzo y dedicación está en esta convocatoria.

Como si fuera poco, también en este campeonato nacional celebrado en Valladolid en diciembre, su hermana Lucía se colgó el oro demostrando que ese juego de niñas se convirtió en un desafío apasionante. La pequeña de la familia sigue los pasos de Laura aspirando también a ese sueño de ser convocada en el futuro.

Sin embargo, antes de adentrarnos en la entrevista, como toda historia tiene un principio. Y para conocer el relato de las hermanas Casabuena, hay que retroceder casi una década atrás. Concretamente, a los Juegos Olímpicos de Londres 2012, donde la mayor de las hermanas -en aquel entonces con 6 años- dejó los dibujitos animados de lado para seguir por televisión la competición de gimnasia artística de aquellas olimpiadas. Aquel ‘click’ hizo que sus padres, Paloma y Óscar, la apuntaran a nuestro deporte sin saber que ese efecto dominó arrastraría en el futuro a la pequeña Lucía que, con pañales e intentando dar sus primeros pasos, era ajena a ese sueño que heredaría de su hermana mayor años más tarde.

Desde Alcoy, tierra donde Néstor Abad ejerce como abanderado, descubrimos la historia de Laura y Lucía, las jóvenes promesas de la gimnasia artística nacional. Dos niñas que, mientras escuchan canciones en inglés y hacen equilibrio en la barra, transformaron un juego de hermanas en un sueño conjunto.

Hola Laura y Lucía, ¿cómo estáis?

Hola, estamos muy bien gracias.

¿Cómo habéis comenzado el año?

Pues la verdad es que este año lo hemos empezado muy bien las dos, aunque es verdad que hemos tenido dificultades para entrenar porque hemos estado mucho tiempo sin instalaciones por el Covid_19, pero estamos muy motivadas y con ganas de seguir mejorando.

¿Cómo estáis atravesando esta situación de pandemia en tu entorno y con las instalaciones cerradas?

Nosotras ahora mismo por suerte estamos entrenando, vamos solo las gimnastas federadas y en grupos reducidos, pero el tiempo que estuvimos confinadas mejoramos mucho físicamente.

¿Cómo ha sido vuestro 2020?

Laura: Para mí y creo que para todos ha sido un año duro, ya que estuvimos muchísimo tiempo confinadas sin poder ir al colegio, a entrenar o sin salir de casa. Pero pienso que esta etapa en nuestra vida nos ha hecho mucho más fuertes y nos ha enseñado a valorar las pequeñas cosas de nuestro día a día. Lo que más rabia me dio fue que yo en abril tenía mi primer internacional y obviamente lo cancelaron, eso me fastidió mucho ya que estaba muy emocionada y era una gran y nueva experiencia para mi vida en la gimnasia, pero bueno lo asimilé y pensé que tendría más oportunidades para competir. Para mí el año finalizó muy bien, me quedé satisfecha con mi paso por la competición. Sí que es verdad que, con algunas cosas por mejorar, pero era mi primer año en júnior élite y llevaba bastante tiempo sin competir, así que estoy muy contenta con el 2020 porque aunque haya tenido dificultades lo he acabado bastante bien.

Lucía: El 2020 fue un año diferente porque no había cole ni tampoco podíamos ir al gimnasio, pero entrenamos mucho en casa. Mis padres nos compraron un airtrack, una barra de equilibrio y material de preparación física y nos fue bastante bien.

Laura, has sido quinta de España en Valladolid, ¿qué tal ha sido la experiencia de la competición sin público?

La verdad es que se notaba que no había público porque no había tanta emoción y cuando acababas tu ejercicio no había tantos aplausos, chillidos… pero me conforta pensar que toda mi familia estaba mirándome desde la televisión. Por otra parte, reconozco que yo me puse menos nerviosa ya que no había público.

Lucía, has sido campeona de España, ¿cómo recuerdas ese momento?

Fue mi primer campeonato de España. Al principio estaba muy nerviosa, pero me lo pasé muy bien e hice mis ejercicios lo mejor que pude y cuando dijeron mi nombre como campeona de España al principio no me lo creía porque éramos muchas y todas muy buenas. Sinceramente, fue un momento muy emocionante.

Normalmente, ¿tus padres os acompañan a estas competiciones?

Si, normalmente nos acompañan a todas las competiciones y la verdad es que nos gusta mucho porque cuando acabamos, lo primero que hacemos es ir a abrazarlos y esa sensación es muy satisfactoria.

¿Cómo ha sido viajar y disfrutar de la competición sin la presencia de la familia?

Por suerte, nuestra familia sí que pudo viajar a Valladolid. Mis padres nos acompañaron hasta la puerta del pabellón y ellos se iban al hotel para poder vernos. Lógicamente, no es lo mismo que cuando están en las gradas mirándonos, chillándonos y aplaudiéndonos, la verdad es que eso lo echamos mucho de menos.

¿Cómo lleváis eso de entrenar en casa?

Nosotras ahora mismo estamos entrenando en el gimnasio, pero hasta hace relativamente poco entrenábamos en casa y la verdad es que nuestro entrenador hizo un estupendo trabajo para que nosotras no perdiésemos nuestra forma física. Nosotras entrenábamos todos los días en videollamada para hacer la preparación física y luego cada uno en su casa practicaba individualmente los elementos que podía hacer.

¿Desde cuándo os gusta la artística y por qué?

Laura: A mí me gusta desde los 6 años, recuerdo que yo estaba viendo las olimpiadas y apareció la gimnasia y yo les dije a mis padres que quería hacer eso, y como mi padre conocía a mi entrenador, me apuntó a ese gimnasio.

Recuerdo que yo compaginaba la gimnasia con el judo y competía en las dos, pero hubo un momento que me tuve que decidir porque aumenté el nivel en los dos deportes y tenía que ir más días a entrenar. Entonces decidí continuar con la gimnasia y la verdad es que fue la mejor decisión.

Lucía: Empecé con la gimnasia a los 5 años porque mis padres me llevaban a ver a mi hermana y me gustaba mucho. Desde entonces, me apuntaron y cada vez me gusta más.

¿Cómo compagináis los estudios y cómo es vuestra rutina deportiva?

Laura: La verdad es que los compagino muy bien. Pienso que la gimnasia nos ayuda a aprovechar el tiempo y a saber organizarnos mucho mejor. Cuando llego de entrenar, estudio y hago algunas tareas. Lo que hago es levantarme por las mañanas pronto para estudiar más y acabar las tareas. Yo de lunes a sábado entreno entre 3 y 3 horas y media al día, aunque me gustaría entrenar mucho más, y los domingos aprovecho para saltar en mi cama elástica, hacer elementos en el airtrack y en la barra.

También antes de que cerrasen los gimnasios, algún domingo me iba con mi tío y mi tía a entrenar a un gimnasio para hacer preparación física.

Lucía: Entreno 5 días a la semana y 3 horas cada día. Intento estar muy atenta en clase y llevar todos los deberes y trabajos al día, así que de esta manera no tengo ningún problema en llevarlo todo lo mejor posible.

¿Qué virtudes tiene tu hermana?

Laura: Para mí, Lucía es la mejor hermana que puedo tener, es muy divertida, graciosa y sé que puedo confiar en ella. Me encanta cuando le doy consejos y ella los pone en práctica y se esfuerza por lograrlos. También me gusta saber que está siguiendo mis pasos tanto en la gimnasia como en los estudios. Sinceramente es la mejor hermana que alguien pueda tener.

Lucía: Mi hermana Laura me ayuda muchísimo en todo, (estudios y gimnasia, día a día), me da muy buenos consejos en la gimnasia especialmente. Ella es muy buena, muy cariñosa y sinceramente, es la mejor hermana del mundo.

Laura Casabuena, convocada por el equipo nacional

Este jueves, la seleccionadora española de gimnasia artística femenina, Lucía Guisado, ha convocado a Laura Casabuena García de 15 años para participar, de manera online, en el Control Técnico Senior de Gimnasia Artística Femenina junto con otras gimnastas de las comunidades de Baleares, Cataluña y Madrid.

¿Qué significa para ti ser convocada por la selección española?

Pues la verdad es que para mí es un gran logro porque mi sueño desde pequeña ha sido entrenar en el Centro de Alto Rendimiento de Madrid y ver que, paso a paso, me voy acercando a mi objetivo me hace mucha ilusión y me da aún más ganas de seguir y mejorar.

¿Qué significa representar a la artística valenciana a nivel nacional?

Pues la verdad es que es muy emocionante para mí y pienso que es una gran oportunidad y la voy a aprovechar y disfrutar al máximo.