La Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas ha incorporado un nuevo módulo en la aplicación informática de gestión de los Centros Mujer 24h para mejorar el registro de la atención telefónica y la creación y seguimiento de los expedientes.

El Sistema de Información para el Seguimiento y Prevención de la Violencia de Género (Roure) es la aplicación informática para la coordinación y seguimiento que utilizan los Centros Mujer 24 horas, las direcciones territoriales y los servicios centrales que gestionan estos centros.

El nuevo módulo de atención telefónica de Roure se ha puesto en marcha en colaboración con la Dirección General de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (DGTIC) y permitirá registrar en el sistema las llamadas recibidas en los Centros Mujer 24h y relacionarlas con sus expedientes, si los tienen, o crearlos desde cero para así mejorar la atención ofrecida por estos centros.

Esta iniciativa mejorará la coordinación entre los recursos implicados en la atención a las víctimas y a sus hijos y permitirá incorporar a sus expedientes toda la información recabada desde las distintas áreas implicadas, ya sea información de Justicia, psicosocial, actuaciones o informes.

Desde la primera llamada

Los Centros Mujer 24h utilizan Roure como la aplicación donde registran las actuaciones relativas a la atención a mujeres víctimas de malos tratos físicos o psíquicos, agresiones sexuales, abusos sexuales o acoso sexual, entre otros.

A partir de ahora, la aplicación incluye también un registro de las llamadas telefónicas a los Centros Mujer 24h, previas a la atención especializada presencial. En el caso de que la persona haya sido atendida con anterioridad, Roure relacionará la llamada con el expediente ya existente y generará una nueva incidencia, si fuera necesario.

El registro posibilita que, desde el momento en el que se produce ese primer contacto, los profesionales puedan iniciar la labor de preparación y estudio del expediente o considerar la necesidad de crear uno nuevo en el momento de la entrevista en los centros, ya sea para dar servicio a la mujer que lo solicita como a sus hijos e hijas.

Los expedientes, además, se abrirán directamente en la misma aplicación que gestiona y recaba el resto de la información, lo que facilita a las profesionales su trabajo con las víctimas, ya que contarán con información actualizada de las distintas áreas implicadas en un único punto de consulta.

El sistema anotará junto a la llamada, entre otros, qué tipo de atención se requiere, su clasificación, su problemática, si hay denuncias previas, el nivel de riesgo, si existe orden de protección, a qué centro se asigna, así como el profesional que atenderá personalmente a la víctima.

Con todo ello, se podrán extraer nuevas conclusiones sobre la atención telefónica que permitirán, gracias a los datos estadísticos, analizar la evolución de estos servicios y de las personas atendidas, ya sea atendiendo a criterios temporales, de procedencia, ubicación, canal de entrada (a través del 016, 112 o 900), servicio o tipo de intervención, entre otros.