El Partido Popular exige responsabilidades al PSOE por la “nefasta” gestión del proyecto de rehabilitación de las antiguas fábricas de El Molinar. El Consell Jurídic Consultiu ha dictaminado que la paralización de la obra es responsabilidad del Ayuntamiento y no de la empresa constructora, como aseguraba el PSOE. Además de haber perdido 500.000 euros de subvención europea por el retraso de la obra, el Ayuntamiento deberá indemnizar a la empresa con 34.000 euros y devolverle la garantía de 29.400 euros.

La concejal del PP Lirios García asegura que el PSOE “ha convertido en una ruina un proyecto ilusionante para recuperar el pasado industrial de la ciudad”. La regidora sostiene que el Gobierno debe “asumir responsabilidades” por una tramitación “catastrófica” que ha provocado un “importante perjuicio” al Ayuntamiento. “Las obras están para hacer, hemos perdido una cuantiosa subvención y encima tenemos que indemnizar a la constructora”, resume García.

La empresa que se adjudicó el proyecto por 712.090 euros solicitó la resolución del contrato por los incumplimientos del Ayuntamiento. El Gobierno, por su parte, pretendía resolver el contrato por “incumplimiento culpable” de la empresa, para lo que pidió informe al Consell Jurídic Consultiu. “El Consell acredita la tesis de la empresa adjudicataria. La obra permaneció paralizada más de ocho meses por responsabilidad del Ayuntamiento, ya que no garantizaba la seguridad de los trabajos en la zona”, aseguran.

García se muestra muy contundente contra la “ineficacia” de un Gobierno “incapaz” de gestionar proyectos. “El PSOE decía que iba a reclamar daños y perjuicios a la empresa. Ahora que queda claro que la constructora no es responsable, tendremos que pedirle daños y perjuicios a los socialistas”, manifiesta García. La regidora sostiene que el PSOE “no puede salirse de rositas” después de provocar la pérdida de 500.000 euros y, además, seguir sin recuperar El Molinar.

El PP insiste en que la pérdida de la subvención y la obligación de indemnizar a la empresa adjudicataria responde a la “horrible planificación” del proyecto, anunciado en 2018 pero adjudicado en junio de 2019, dos meses después de la fecha prevista para su finalización. La Generalitat concedió hasta cuatro prórrogas para finalizar las obras y no perder la subvención. Todas ellas fueron rebasadas.

“La rehabilitación de El Molinar es el ejemplo perfecto de lo que realmente es el Gobierno socialista de Alcoy: una mentira que lleva diez años sin hacer nada, que no es capaz de sacar adelante proyectos y que está arruinando la ciudad”, concluye García, quien lamenta las consecuencias de no ejecutar el proyecto: “Cada día que pasa existe el riesgo de perder todo vestigio del pasado industrial ubicado en El Molinar”.