La Diputación de Alicante ya ha transferido a todos los ayuntamientos de la provincia los 14,7 millones de euros con los que la institución provincial participa en el Plan Resistir, tal y como ha asegurado esta mañana el diputado de Desarrollo Económico y Sectores Productivos, Sebastián Cañadas.

“Todos los consistorios alicantinos han recibido ya en sus respectivas arcas municipales, de forma directa y tal y como nos comprometimos, la aportación de la institución provincial para impulsar las ayudas a los sectores de la hostelería, el ocio o la restauración afectados por la crisis del Covid-19”, ha indicado Cañadas.

Por ello, el responsable provincial ha acusado al presidente de la Generalitat, Ximo Puig, de ‘mentir’ en las declaraciones realizadas durante la Comisión Ejecutiva Nacional de su partido en las que responsabilizaba a la Diputación del retraso de estas ayudas.

“Ximo Puig miente porque las ayudas provinciales ya se han ingresado en todos los ayuntamientos de la provincia. Y creemos, incluso, que lo hace intencionadamente para ocultar que es, precisamente, la Generalitat la que está obligando a los ayuntamientos a adelantar el dinero al haber optado por el confirming, con fecha del mes de mayo, para hacer efectiva su aportación al Plan Resistir”, ha señalado Cañadas, quien ha insistido en que la fórmula escogida por la administración autonómica “ha puesto en serios aprietos a los municipios, que se han visto, en muchos casos, en la necesidad de adelantar el dinero”.