El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha presentado el Plan Crèixer+ de mejora de infraestructuras sanitarias 2021-2023, que está dotado con 658,3 millones de euros para reformar y ampliar un total de 50 centros de atención primaria y 22 hospitales, y construir 6 centros de especialidades.

En el transcurso del acto, en el que también ha participado la consellera de Sanidad Universal y Salud Pública, Ana Barceló, el president ha destacado que este plan constituye “un paso más en la consolidación del estado del bienestar por el que ha apostado el govern del Botànic desde el inicio”.

Ximo Puig ha asegurado que el objetivo “fundamental e irrenunciable” es garantizar una “salud pública de calidad, universal y gratuita, para que las valencianas y valencianos, al margen de su condición social o realidad económica, tengan garantizada una sanidad de máxima calidad”.

Como muestra de la apuesta del Consell por la sanidad, el president ha explicado que la Comunitat Valenciana ha logrado converger en gasto sanitario con la media española, hasta superar la diferencia de más de 6 puntos que existía respecto al gasto del resto de autonomías, elevando el presupuesto en Sanidad que actualmente alcanza los 7.000 millones de euros.

Para Ximo Puig, estos datos reflejan que a pesar de la insuficiencia financiera que sufre la Comunitat Valenciana, debido al actual sistema de financiación autonómica, el Consell ha sabido “jerarquizar y priorizar lo que es fundamental”, y ha asegurado que la mejora de la asistencia sanitaria como un derecho fundamental de la ciudadanía “ya era una prioridad antes de la pandemia”.

Personal, infraestructuras e innovación

El jefe del Consell ha explicado que el sistema sanitario se asienta sobre tres pilares: el personal sanitario, las infraestructuras, y la tecnología. Así, respecto del personal sanitario, ha señalado la necesidad de que se produzca un aumento estructural, con el fin de que este pilar “esté lo más robusto posible” porque “lo más importante del sistema son sus profesionales”, y ha reiterado el reconocimiento y agradecimiento de toda la sociedad por el “enorme esfuerzo realizado durante la pandemia”.

Respecto de las infraestructuras, ha indicado que a través del plan presentado hoy, que tendrá una duración prevista de dos años y medio, el Consell retoma el plan de mejora que había quedado aplazado por la pandemia.

Sobre el tercer pilar, el president ha destacado que la apuesta por la innovación tecnológica “está permitiendo avanzar de manera extraordinaria en la capacitación de los profesionales para solucionar los actuales retos”.

Durante su intervención, Puig ha reiterado que desde su llegada al gobierno, el Botànic ha considerado una prioridad la sanidad, y como ejemplo de ello se ha referido a la actuación frente a la enfermedad de la hepatitis C que supuso destinar 250 millones de euros y permitió “salvar la vida de 16.000 personas”.

Por último, Puig se ha referido a la necesidad de aumentar la eficiencia del gasto y de priorizar las inversiones que se llevarán a cabo con fondos europeos “desde el diálogo y la cohesión social, como se ha venido haciendo durante la pandemia”.

Plan Crèixer

El Plan Crèixer+ contempla un total de 96 actuaciones en infraestructuras sanitarias de la Comunitat Valenciana, de las cuales 58 se realizarán en centros de atención primaria y 38 en hospitales, con una inversión de más de 658,3 millones de euros, lo que supone prácticamente cuadruplicar la inversión realizada en el periodo 2012-2015.

Del total de actuaciones, 34 se llevarán a cabo en la provincia de Alicante, con una inversión de 224,7 millones de euros, es decir el 37% de la inversión total; 22 en Castellón, con 73,3 millones de euros, lo que supone el 12% de la inversión; y 40 actuaciones en la provincia de Valencia, que contarán con 340,3 millones de euros, es decir el 51% de la inversión del plan.

En concreto, se acometerá la reforma y/o ampliación de 22 hospitales, así como la mejora o construcción de 50 centros de atención primaria y la construcción de 6 nuevos centros de especialidades, lo cual permitirá sumar 1.206 camas y 48 nuevos quirófanos. En suma, el plan contempla obras de ampliación o reforma en una superficie total de 351.783 metros cuadrados.

Actuaciones del plan en Alcoi

El plan plantea la ampliación del Hospital Verge dels Lliris de Alcoi, así como la reforma de pediatría y neonatología. Además la Consellería tambien anuncia la ampliación del Centro de Salud de La Bassa, que da servicio a la barriada más populosa de la ciudad.