La Diputación de Alicante se ha volcado en el proyecto de estabilización y recuperación de estructuras del Castillo de Perputxent, en el término municipal de L’Orxa, con una inversión este año de 400.000 euros, la mayor realizada hasta la fecha en una sola campaña de actuaciones.

El diputado de Arquitectura, Juan Francisco Pérez Llorca, ha destacado el valor histórico del conjunto que fue construido durante la primera mitad del siglo XIII y pasó a manos de la Orden de Montesa en abril de 1321, hace 700 años. “Los trabajos de investigación, documentación y operaciones de limpieza y consolidación de estructuras se iniciaron en 2010, a través del Área de Arquitectura y con la colaboración del MARQ, y están encaminados a la musealización del complejo fortificado, con vistas a su uso como uno de los emblemas patrimoniales y turísticos de la comarca de El Comtat y de la provincia de Alicante”, ha explicado el diputado.

Declarado Bien de Interés Cultural en 1999, el castillo de Perputxent ocupa una superficie de 4.000 metros cuadrados y fue propiedad particular hasta 2009, cuando lo adquirió la Diputación para su recuperación y puesta en valor. Desde entonces hasta ahora se han invertido en total 650.000 euros, al margen del gasto de su adquisición y de las asistencias técnicas prestadas desde el Área de Arquitectura y el Museo Arqueológico.

En su interior se distinguen cuatro sectores: el constituido por un antemural defensivo, otro recinto cercado, el correspondiente a una albacara –que incluye un gran aljibe- y el más occidental, a modo de alcázar, con tres torres de plantas cuadrangulares (una de ellas, la denominada de “las trazas”, con altura de lienzos conservados de 20 metros).

La importancia histórica del castillo ha sido expuesta por numerosos investigadores, y sus restos constituyen un gran potencial para el estudio de la arquitectura medieval y sus técnicas constructivas, así como un excelente campo para la arqueología. En este sentido, los estudios confirman que los restos más antiguos corresponden al īsn islámico de Barbuyan, Borbuchen en lengua cristiana, del que deriva el Perputxent actual.

Construido como residencia del linaje del caudillo rebelde conocido como al-Azraq, el castillo se convirtió en una residencia señorial durante la segunda mitad del siglo XIII y hasta finales del siglo XV en la fortaleza montesiana que defendía el área meridional del Reino de Valencia, controlando la Vall de Perputxent, una de las áreas más ricas y productivas gestionadas por la orden militar.

Pérez Llorca ha supervisado esta semana la evolución de las actuaciones junto al alcalde de L’Orxa, Juan Pablo Pinar, el diputado comarcal, Javier Sendra, los concejales de la localidad Rosa Baldwin y Vicente Agud, el director del Área de Arquitectura de la Diputación, Rafael Pérez, y el arqueólogo del MARQ, José Luis Menéndez.

Tal como ha explicado el diputado de Arquitectura, “durante la campaña actual se ejecutarán obras de urgencia que vayan completando la estabilización, consolidación y recuperación de estructuras con estado de conservación altamente degradado, o con cierto riesgo de ruina”.

Paralelamente, se llevarán a cabo las actuaciones de investigación arqueológica correspondientes en la “Torre de los Almohadillados”, en la “Torre de las Puertas” y en los sectores del patio de la zona “palatina” y del acceso en “recodo” al interior de la fortaleza.