La Conselleria de Transición Ecológica aumenta el presupuesto de prevención de incendios de 15 a 27 millones de euros desde 2015. El incremento del 80% va acompañado además de una subida del 77 % en la dotación destinada al servicio de vigilancia preventiva.

La consellera Mireia Mollà se ha referido a la inversión durante la visita al Observatorio Forestal 24 horas Alto del Pinar, en Serra, donde también se ha reunido con una unidad de vigilancia con motobomba, un tipo de vehículo el que trabajan dos personas y equipado con un depósito de agua de 400 litros para actuaciones de urgencia de pequeña envergadura.

El director general de Prevención de Incendios, Diego Marín, ha explicado que el presupuesto con respecto a 2015 ha subido por encima del 60% en todas las partidas: vigilancia preventiva, infraestructuras y ayudas al voluntariado

Concretamente, la inversión para infraestructuras en ejecución asciende a a casi 6 millones de euros mientras que otros 3 millones ultiman ahora el proceso de tramitación.

El departamento que dirige Mollà está constuyendo 15 depósitos de agua para la prevención y extinción de incendios, trabaja en la mejora y mantenimiento de los caminos y pistas forestales, además de en la apertura y adapatación de cortafuegos.

“La prevención es la herramienta fundamental contra los grandes incendios y un pilar elemental sobre el que debemos construir un futuro y una transición ecológica responsable. Los ecosistemas forestales maduros son grandes captadores de CO2 y su protección es política activa de lucha contra el cambio climático”, ha subrayado la consellera.

Mollà ha destacado el trabajo esencial de las más de 740 personas que realizan trabajos de vigilancia preventiva, así como la perspectiva integral de la ‘Estratègia Mosaic’ de prevención de incendios.

Se trata de una herramienta de planificación, gestión, innovación y prevención activa que contempla nuevas infraestructuras y proyectos de gestión, el desarrollo de instrumentos de predicción y teledetección adapatada al territorio y un acelerón a los Planes Locales de Prevención de Incendios Forestales (PLPIF).

Así, en lo que va de legislatura se han aprobado 213 nuevos planes -frente a los 48 de la última década- y está previsto que el 70% de los municipios cuenten con este recurso eficaz en la prevención y lucha contra el fuego al cierre de 2021.

El impulso también llega a la revisión de los Planes de Prevención de los Parques Naturales. Desde 2019 ya se han aprobado diez nuevos documentos mientras que otros 10 están en la última fase de su tramitación (la Comunitat cuenta en total con 22 parques naturales).