La vicepresidenta y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, ha destacado que el nuevo Centro específico para personas con enfermedad mental crónica (CEEM) de Alcoy “dará servicio residencial a las personas con enfermedad mental hasta que estén en disposición de poder llevar a cabo su proyecto de vida independiente”.

En este sentido, ha informado que la Conselleria tiene previsto “que a finales del mes de septiembre o principios del mes de octubre empiecen a entrar las primeras personas usuarias”.

Oltra ha realizado estas declaraciones durante su visita a Alcoy, donde ha recorrido las instalaciones de este centro acompañado por el alcalde de la ciudad, Toni Francés, y miembros de la corporación municipal.

Se trata de “un centro muy esperado por la ciudad de Alcoy, que nos permitirá dar este servicio que necesita la ciudadanía” en un momento, además, en el que “se está hablando mucho de la salud mental, ya que la pandemia ha agravado mucho estas situaciones”.

La vicepresidenta ha explicado que su Departamento ha destinado una subvención de 3.268.620 euros a estas instalaciones a lo que se suma otros 349.192 para equipamiento, todo ello dentro del Pla Convivint de Infraestructuras Sociales de la Generalitat.

Este centro residencial cuenta con 40 plazas organizadas por unidades de convivencia “para personas que requieren este tipo de recursos en una etapa de su vida, hasta que tengan autonomía suficiente para poder volver a su comunidad en unas condiciones de habilidades y autonomía suficientes”.