La Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública ha activado el protocolo para informar y advertir a la población de los riesgos potenciales derivados de la ola de calor que asola desde este miércoles buena parte de España, la Comunitat Valenciana incluida. Este miércoles hay en riesgo alto 22 municipios valencianos, y la alerta podría extenderse el jueves a más localidades e, incluso, en algún caso, se podría llegar a riesgo máximo.

Las temperaturas extremas se relacionan con el agravamiento de patologías de base (sobre todo respiratorias y circulatorias) y pueden desencadenar agotamiento por calor o golpe de calor.

Las indicaciones están dirigidas especialmente a los colectivos más vulnerables al calor: personas mayores, con enfermedades crónicas, quienes trabajan expuestos a altas temperaturas, mujeres embarazadas, menores de edad así como colectivos frágiles desde el punto de vista socioeconómico.

El agotamiento por calor se caracteriza por dolor de cabeza, náuseas, mareos, vómitos, cansancio, sudoración, piel fría, pálida o húmeda, pulso rápido y débil, y fiebre menor de 40°C. Ante estos síntomas, se debe beber agua en pequeñas cantidades, permanecer en un lugar fresco y aplicar paños húmedos o duchas/baños de agua fría.

Asimismo, se debe buscar atención sanitaria inmediata si se padecen enfermedades crónicas, si se tienen vómitos o si los síntomas empeoran o duran más de una hora.

Por otro lado, ante un golpe de calor (temperatura corporal por encima de 40ºC y alteraciones del sistema nervioso central), lo recomendable es ponerse en contacto con el 112 y, mientras llega la ayuda, mantener a la persona en un lugar fresco y ayudarle a bajar la temperatura con paños fríos o un baño/ducha de agua fría, sin darle de beber.

En términos generales, para sobrellevar las altas temperaturas, se recomienda evitar salir a la calle o hacer ejercicio físico intenso en las horas más calurosas del día (entre las 12 y las 16 horas), protegerse con crema solar, buscar lugares frescos y a la sombra, utilizar ropa holgada, ligera y de colores claros y protegerse la cabeza con una gorra o sombrero.

En el hogar, se aconseja cerrar las persianas y bajar los toldos en las fachadas expuestas al sol, además de situarse en las zonas más frescas de la casa.

Por último, se insta a la población a beber agua con frecuencia, aunque no se tenga sed; evitar el consumo de alcohol y las bebidas con mucha cafeína; y sustituir las comidas copiosas y calientes por platos fríos, frutas y verduras frescas.

Además, cuando se para o estaciona el coche en la vía pública, nunca hay que dejar ni a personas ni mascotas porque en su interior se podrían alcanzar temperaturas muy elevadas.

La ciudadanía puede consultar más información y recomendaciones para proteger la salud en caso de temperaturas extremas en la página web de la Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública: consultar aquí.