El proyecto de dichas obras y su licitación han sido objeto de aprobación a lo largo del mes de agosto, tras la aprobación por la Junta de Gobierno ya se ha formalizado el contrato, este es el ultimo paso para e inicio de dichas obras.

La obra consiste en conectar directamente el polígono de Castellar directamente con los colectores del rio por la calle Sotarroni evitando así el paso de dichas conducciones por todo el barrio de Batoi, con los olores que hasta ahora en determinados momentos se podían tener en el barrio. Dicha conducción llevará directamente a los colectores del rio las aguas que un vez depuradas por el polígono se vertían anteriormente al alcantarillado del barrio. Sin ninguna conexión con las viviendas particulares con lo cual se evitarán olores en las viviendas.
Al mismo tiempo se monitorizará la calidad de esas aguas en la salida del polígono para evitar que algunos vertidos superen los parámetros permitidos en algunas actividades.
El importe de la actuación es de 273.112 euros y se llevará a cabo con subvención del IVACE por un porcentaje 53,51 %, correspondiendo el resto 46,49 % a aportación municipal
El plazo de ejecución de las mismas es de 4 meses desde la fecha de la firma del acta de comprobación del replanteo, que tuvo lugar la pasada semana. El plazo de garantía será de un año contado desde la fecha de recepción de las obras.
“Esta actuación no solo repercutirá en el Polígono, sino que también mejorará la calidad de vida del vecindario de Batoi ya que se evitarán los olores que en ocasiones podían haber en el barrio. Era una necesidad muy demanda que dentro de poco tiempo estará finalizada”, ha explicado el concejal de Obras y Servicios, Jordi Martínez.