La Policía Nacional ha detenido a un importante empresario del sector textil en Cocentaina como presunto autor de un delito contra los derechos de los trabajadores. Meses atrás comenzaba una investigación sobre el empresario a raíz de una información muy concreta captada por los agentes de la Comisaría Local de Alcoy de la Policía Nacional.

Al parecer, una de las empresas de reciclado de ropa más importante del país, además de contar con su empresa legal, se nutría de otras naves clandestinas donde, de forma irregular y sin ningún tipo de medida de seguridad, trabajadores sin contrato y, algunos de ellos incluso sin permiso de residencia, realizaban labores de selección y corte de reciclado de prendas textiles.

Avanzada la investigación, la cual ha sido dirigida desde la Brigada de Extranjería y Fronteras de Alcoy de la Policía Nacional, se lograron localizar tres naves industriales, donde entraban trabajadores a primera hora de la mañana y permanecían encerrados durante todo el día sin ventilación, realizando labores de reciclado de ropa en condiciones peligrosas para la salud.

Una vez que se tuvo la certeza de la comisión de estos hechos, se estableció un amplio dispositivo policial coordinado entre las diferentes Unidades de la Comisaría de Alcoy, junto con la Unidad Adscrita de la Policía Nacional a la Generalitat Valenciana y la Inspección de Trabajo de Alicante, en aras de proceder a la inspección de las tres naves industriales ubicadas en el polígono industrial de la localidad de Cocentaina.

Así pues, se inició la explotación de la operación con la entrada en las naves para realizar la inspección en las mismas, resultando que algunos trabajadores trataron de huir a la carrera, mientras que otros, comenzaron a ocultarse entre las montañas de ropa para no ser localizados, terminando por localizarse un total de 15 varones, todos de nacionalidad marroquí, alguno de ellos sin contrato laboral, además de que incluso cuatro de ellos carecían de permiso de residencia y trabajo en nuestro país. Éstos últimos, fueron detenidos para proceder incoarles un procedimiento administrativo por infracción a la Ley de Extranjería por estancia irregular quedando en libertad a las pocas horas.

Los agentes, durante la inspección, pudieron comprobar in situ las condiciones precarias y peligrosas (sin ventilación ni medidas básicas de protección personal contra la Covid19) en las que los trabajadores realizaban esa ilícita actividad.

A través de las declaraciones testificales, los investigadores, conocieron además que, los trabajadores realizaban jornadas laborales de 12 horas diarias, seis días a la semana, por las que percibían un salario de 400 euros en metálico, menos de la mitad del salario mínimo interprofesional.

Detención del empresario

Así pues, tras analizar las pruebas obtenidas se procedió a la localización y detención del empresario, un varón de origen marroquí, de 44 años, como presunto responsable de la ilícita actividad, al que se le imputó un delito contra los derechos de los trabajadores. La operación fue llevada a cabo por agentes de Policía Nacional de la Comisaría Local de Alcoy, encuadrados en la Brigada de Extranjería, Seguridad Ciudadana y Policía Judicial.