Las calles, parques y avenidas de Alcoy gozan de algo que, a juicio de Don Antonio Francés, los ciudadanos llevan pidiendo mucho tiempo por fin. El gobierno local ha dotado a Alcoy de unas maravillosas macetas, aunque un tanto extrañas, que nos cuestan más de 100.000 euros.

Un dinero que procede de una subvención, de los famosos Next Generation y que se podría haber gastado en otra cosa. Sí, exacto, no te obligan a poner macetas por la calle, puedes utilizar los fondos en otras cosas que seguro hacen más falta. Comercio local, emprendedurismo o acciones sociales, entre otras.

Cuando unos fondos, los Next Generation EU, que sirven para «la modernización de la economía, la recuperación del crecimiento económico y la creación de empleo», acaban financiando la compra de macetones de diseño para las calles y plazas de Alcoy, quiere decir que estamos ante la mejor prueba de que Alcoy tiene un gobierno agotado y sin ideas.

Cuando un gobierno se queda sin ideas y sin proyecto es cuando aparece la teoría de lo absurdo, del despropósito. Y eso es lo que ha ocurrido estos días en Alcoy. El gobierno de Toni Francés ha dedicado a la compra de macetones y elementos de vivero con fondos cuyo destino debía servir para la financiación de proyectos generadores de empleo y riqueza. Todo un despropósito y una absoluta falta de coherencia en una ciudad en la que los jóvenes tenemos que marchar a otras ciudades en busca de un futuro mejor.

Para el gobierno local es mucho más importante poner soluciones basadas en la naturaleza para renaturalizar la ciudad, 16.403€ en tres cuadros vegetales, 27.212 € en un “Urban biofilter” para purificar el aire, 16.515€ en toldos vegetales o 65.059€ en un biofiltro para la depuración de un estanque.

Mi pregunta a todo esto es: En una ciudad con aproximadamente el 80% de término municipal protegido por dos parques naturales ¿Son de verdad prioritarias estas intervenciones?

Y voy más lejos ¿No es un poco hipócrita dotar a la ciudad de estos artículos, más decorativos que servibles, mientras los propios parques y jardines de la ciudad se encuentran en un estado de mantenimiento deplorable y bochornoso?

Creo que hablo en nombre de muchos ciudadanos cuando digo que son unas inversiones innecesarias cuyos fondos se podrían haber destinado a otras áreas que no quieren adornar nada. Además, según palabras del mismo alcalde, necesitan ese dinero como agua de mayo.

Por último, es importante remarcar, una vez más, que el gobierno local demuestra que ignora de manera reiterada las necesidades reales de los ciudadanos que, no son poner macetas en la calle, con otras mucho más importantes y el trabajo de los que gobiernan es resolver estas necesidades, no imponer caprichos.

Sr Francés y compañía, se nota que se acercan elecciones porque de repente veo muchas obras en la calle y ahora quieren hacer ver que realmente están haciendo su trabajo, cosa que no he notado durante 4 años. No crean que la gente es tonta y por instalar macetas verticales van a votarles mientras la propia ciudad cae a pedazos ante la mirada de todos, mientras usted intenta tapar los problemas reales con cuatro plantas y llegar a elecciones con la lengua fuera por el trabajo que supone tapar todas las carencias de gestión que ha tenido en doce años de gobierno.
En vista de todo esto, pienso como Carlos Pastor a la mejor alternativa como candidato del PP a la alcaldía, ya que Alcoy necesita algo mejor, necesita un cambio.

 

Jonathan LLuch
Coordinador Comarcal de Nuevas Generaciones