El Gobierno Municipal del Ayuntamiento de Alcoy ha presentado esta misma mañana en rueda de prensa los informes de liquidación del presupuesto del año anterior. En la comparecencia han estado presentes la concejal de Hacienda, Vanessa Moltó, y el alcalde, Toni Francés.

En cuanto a los resultados de la liquidación, se ha obtenido un resultado positivo de más de 5 millones de euros, con un remanente positivo de 1,8 millones y un cumplimiento de la ejecución del presupuesto corriente del 95%. Además, se destaca que el pago a proveedores ha sido fluido, con una media de 10 días.

Por otra parte, la estabilidad y el equilibrio presupuestario también son positivos, con más de 868,788,37 euros. En cuanto al IBI, Alcoy se encuentra entre las ciudades de más de 50.000 habitantes con el pago por inmueble más bajo, debido a que el valor catastral está por debajo de la media nacional.

En cuanto a la presión fiscal, el Ayuntamiento de Alcoy se encuentra por debajo de la media provincial y nacional, con una media local de 505,63 y una mediana en ciudades de más de 50.000 habitantes de 687,73. Además, se han implementado medidas en las ordenanzas fiscales, como la duplicación de las ayudas y el aumento del umbral de renta para poder acogerse a ellas, y la congelación de todas las tasas e impuestos para el año 2023, a pesar del fuerte aumento del IPC.