El Partido Popular en su nota de prensa del 21 de noviembre aseguraba que la peatonalización del centro de Alcoy incumple las directrices fijadas por el MITMA en base a dos documentos de dicho Ministerio. “El afán por desprestigiar la peatonalización del Partido Popular le lleva a mezclar documentos, conceptos y frases para intentar confundir a la ciudadanía”, critican desde del el PSOE.

Aseguran que en ningún momento dichos documentos hacen referencia a la peatonalización que ya se ha puesto en marcha. Afirman los socialistas que a lo que hace referencia dicho documento es a una serie de Recomendaciones que hace el Ministerio para la participación en los fondos europeos en el apartado de Zonas de bajas emisiones.

Dichas recomendaciones advertirían que los parámetros que puntuarán para la concesión de dichos fondos serán los siguientes:

Ámbito: que debe ser delimitado, continuo y que los vehículos que lleguen a su perímetro tengan recorrido alternativo, aseveran que en el caso de Alcoy “se cumple sobradamente2. El segundo factor a considerar es que se tenga control de accesos de dicha zona, ante esto, consdieran que el control de cámaras de la zona peatonal es un instrumento que garantiza el control de los vehículos que acceden y que por su matrícula podrán ser controlados y sancionados en sus caso. Se agrega un tercer punto que habla de la necesidad de la reordenación del espacio público que consiste en qué cambios se han producido o se van a producir en las calles de la ciudad (aparcamientos, mobiliario urbano, etc) y que en el caso de nuestra ciudad opinan que  es “más que evidente los cambios en aparcamientos, la creación de nuevas zonas de parking, el cambio en el mobiliario urbano con zonas sin vehículos, etc”. Por último se habla de la elaboración de una ordenanza que, recuerdan, ya existe en nuestra peatonalización.

El portavoz del Grupo Municipal Socialista, Jordi Martínez afirma que “Por tanto hay dos cuestiones que quedan meridianamente claras en estas recomendaciones. Una que los proyectos de zonas de bajas emisiones son proyectos, es decir existen ciudades que ni tienen zona peatonal, ni tienen ordenanza, ni tienen definido el ámbito y que se presentan a estos fondos para poder ejecutar esos proyectos. En el caso de Alcoy, una parte importantísima de los mismos ya son una realidad”.

“La segunda es que el proyecto presentado tendrá una subvención o no de los fondos europeos, pero que no afectará a la realidad de la peatonalización actual. Lo único que pretende el Partido Popular con estos anuncios es crear confusión en la ciudadanía respecto a la peatonalización. Como se está observando las peatonalizaciones, las zonas de bajas emisiones están en la agenda de todas las grandes ciudades de nuestro país. Esta actitud de remar en contra de los proyectos de ciudad ponen de manifiesto la miopía política del Partido Popular de Alcoy que debería sumarse a los proyectos que atraen inversión y beneficios a la ciudad”, indica, Martínez.

“Vemos como el PP tiene tres formas de intentar desprestigiar al Gobierno. La primera es la mentira y el intento de confusión, mezclando conceptos para no dejar claro a la ciudadanía algún tema y acusar al gobierno municipal. La segunda es poner en duda el trabajo de los departamentos municipales que redactan estas solicitudes. En este caso vuelven a hacerlo, confunden el ‘que’, con el ‘como’. Lo ‘que’ se hace son decisiones políticas, pero la parte técnica, es decir el ‘como se lleva a cabo un proyecto’ lo realiza el personal técnico del Ayuntamiento. Por último, la tercera táctica suele ser el ataque personal, que no ha hecho en este caso”, concluye, Martínez.